La oración y “El peregrino ruso” Reviewed by Momizat on . Por Fernando Pascual | “El peregrino ruso” es una obra de espiritualidad oriental sencilla, llena de vida, con un objetivo preciso: enseñar el camino de la orac Por Fernando Pascual | “El peregrino ruso” es una obra de espiritualidad oriental sencilla, llena de vida, con un objetivo preciso: enseñar el camino de la orac Rating: 0
You Are Here: Home » Imágenes del Espíritu » La oración y “El peregrino ruso”

La oración y “El peregrino ruso”

La oración y “El peregrino ruso”

Por Fernando Pascual |

“El peregrino ruso” es una obra de espiritualidad oriental sencilla, llena de vida, con un objetivo preciso: enseñar el camino de la oración.

A través de las preguntas y aventuras de un peregrino, el autor, anónimo, afronta diversos temas y ofrece caminos para introducir a la oración.

Una de las propuestas más presente de esta obra consiste en la “oración de Jesús”. ¿De qué se trata? En repetir continuamente, con acentuaciones diversas, una jaculatoria sencilla.

Hay varias formulaciones para la “oración de Jesús”. Una es bastante breve: “Señor Jesús, ten piedad de mí”. Otra resulta un poco más desarrollada: “Señor Jesús, Hijo de Dios Padre, ten piedad de mí, pecador”. En “El peregrino ruso” se ofrece esta alternativa: “Señor Jesucristo, ten piedad de mí, pecador”.

La invitación a orar continuamente surge de las enseñanzas del mismo Cristo. En el Evangelio de san Lucas, la parábola de la viuda que pide justicia sirve para explicar que “era preciso orar siempre sin desfallecer” (Lc 18,1). La idea aparece también en los escritos de san Pablo, con sus muchas indicaciones sobre la oración, entre las que encontramos la siguiente: “Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar” (1Tm 2,8).

No resulta fácil resumir las numerosas ideas y experiencias que están recogidas en “El peregrino ruso”. Hacia el final, desde el famoso texto de san Agustín (“Ama y haz lo que quieras”) el autor explica cinco lemas que pueden servir como invitación a orar sin cesar.

¿Cuáles son esos cinco lemas? Los recogemos en sus formulaciones:

  1. “Reza, y piensa lo que quieras”.
  2. “Reza, y haz lo que quieras”.
  3. “Reza, y no te afanes mucho en dominar tus pasiones por tus propias fuerzas”.
  4. “Reza, y no temas nada”.
  5. “Reza de un modo u otro, pero reza siempre y no te inquietes por nada”.

El cristiano no puede vivir sin oración. “El peregrino ruso” invita a recorrer, desde lo más íntimo del corazón, caminos que permitan orar continuamente. Vale la pena descubrir y seguir aquellos modos de orar que Dios inspire en nuestras almas para acoger su Amor y para difundirlo entre quienes viven cerca o lejos.

Este sitio web utiliza cookies, si navegas aceptas que utilicemos cookies | Los artículos firmados son responsabilidad del autor | Las palabras de "El Observador de la Actualidad" y el logo son Marca Registrada. Derechos Reservados: Clip Art de Querétaro, S.A. de C.V. 1995-2017 [Aviso de privacidad]

Scroll to top