“Sueños y decepciones de Dios” Reviewed by Momizat on . "Pensemos hoy en esta desilusión de Dios que nos hizo para el amor", pero vamos a buscar ídolos, fantasías, mundanidad. Un camino hacia la infidelidad. Lo dijo "Pensemos hoy en esta desilusión de Dios que nos hizo para el amor", pero vamos a buscar ídolos, fantasías, mundanidad. Un camino hacia la infidelidad. Lo dijo Rating: 0
You Are Here: Home » Al día » “Sueños y decepciones de Dios”

“Sueños y decepciones de Dios”

“Sueños y decepciones de Dios”

“Pensemos hoy en esta desilusión de Dios que nos hizo para el amor”, pero vamos a buscar ídolos, fantasías, mundanidad. Un camino hacia la infidelidad. Lo dijo el Papa Francisco en la misa celebrada esta mañana en Casa Santa Marta, al comentar el pasaje del Éxodo (32,7 a 14) en la que Dios le dice a Moisés que baje de la montaña “, porque tu pueblo, que has hecho salir de la tierra de Egipto se ha corrompido”.

Francisco se centró en los “sueños y decepciones de Dios”. El pueblo es “el sueño de Dios. Soñaba porque lo amaba.” No obstante, aquel pueblo traiciona los sueños del padre, y así Dios “empieza a sentir la decepción” y pide a Moisés que desciende de la montaña donde había ido para recibir la Ley. El pueblo “no tiene la paciencia para esperar a Dios” por sólo 40 días. Ellos hicieron un becerro de oro. Un dios “por diversión” y han “olvidado al Dios que los salvó.”

El profeta Baruc, dijo el Papa, “tiene una frase que pinta a este pueblo:. ‘¿Has olvidado quien te trajo?”. “El olvido del Dios que nos creó, que nos hizo crecer, que nos acompañó en la vida: esta es la desilusión de Dios y tantas veces en el Evangelio, Jesús en sus parábolas, al hablar del hombre que hace un viñedo y luego se duele. debido a que los trabajadores quieren conseguirla para ellos. ¡En el corazón humano, siempre existe esta ansiedad! No está satisfecho con el amor fiel de Dios. El corazón humano está siempre hacia la infidelidad. Y esa es la tentación”.
Dios, por tanto, “por medio de un profeta reprende a este pueblo” que “no persevera, que no puede esperar, se ha corrompido”, se aleja del verdadero Dios y se acerca a otro dios. “Es la decepción de Dios: la infidelidad del pueblo… Y también nosotros somos el pueblo de Dios y sabemos bien cómo es nuestro corazón y cada día debemos reemprender  el camino para  no deslizarnos lentamente a los ídolos, a las fantasías, hacia la mundanidad, hacia la infidelidad. Creo que hoy va a hacer  bien pensar en el Señor decepcionado: ‘Dime Señor, ¿estás decepcionado de mí?’. En algo sí, claro. Sin embargo, pensemos y hagamos esta pregunta”.

Dios, afirma el Papa, “tiene un corazón blando, el corazón de un padre.” Y recuerda cuando Jesús lloró “sobre Jerusalén.” Pidamos, continuó, si “Dios llora por mí” si “está decepcionado de mí”, y si “me he alejado del Señor.” “Cuántos ídolos tengo de que  no son capaz de tomar distancia me esclavizan? Que idolatría que tenemos dentro … y Dios llora por mí. “. “Pensemos hoy en esta decepción a Dios que nos hizo para el amor y vamos a buscar el amor, la salud, pasarla bien en otras partes y no lo amamos. Nos alejamos de este Dios que nos levanta. Y esto es un pensamiento de Cuaresma, Vamos a hacerlo bien. Y esto, hacer todos los días, un poco de auto-examen:… ‘Señor, tú que han tenido tantos sueños acerca de mí, sé que me he alejado, pero dime dónde, cómo, para volver…’. Y la sorpresa es que siempre está esperando por nosotros, al igual que el padre del hijo pródigo, que lo vio venir desde lejos, ya que lo estaba esperando”.

Este sitio web utiliza cookies, si navegas aceptas que utilicemos cookies | Los artículos firmados son responsabilidad del autor | Las palabras de "El Observador de la Actualidad" y el logo son Marca Registrada. Derechos Reservados: Clip Art de Querétaro, S.A. de C.V. 1995-2016 [Aviso de privacidad]

Scroll to top