Trinidad, familia y pueblos originarios Reviewed by Momizat on . Por Felipe ARIZMENDI ESQUIVEL, Obispo de San Cristóbal de Las Casas | VER Nos hemos reunido en Quito, Ecuador, los integrantes el equipo asesor del CELAM sobre Por Felipe ARIZMENDI ESQUIVEL, Obispo de San Cristóbal de Las Casas | VER Nos hemos reunido en Quito, Ecuador, los integrantes el equipo asesor del CELAM sobre Rating: 0
You Are Here: Home » Actualidades » Trinidad, familia y pueblos originarios

Trinidad, familia y pueblos originarios

Trinidad, familia y pueblos originarios

Por Felipe ARIZMENDI ESQUIVEL, Obispo de San Cristóbal de Las Casas |

VER

Nos hemos reunido en Quito, Ecuador, los integrantes el equipo asesor del CELAM sobre un asunto fronterizo, la teolog√≠a india, para preparar el VI Simposio, que versar√° sobre el misterio de la Sant√≠sima Trinidad y su vivencia en los pueblos ind√≠genas. Este evento, programado por el mismo CELAM en su plan de trabajo, se llevar√° a cabo en Asunci√≥n, Paraguay, en septiembre pr√≥ximo. Su objetivo general ser√°proseguir el camino de profundizaci√≥n de los contenidos doctrinales de la Teolog√≠a India, para avanzar en su clarificaci√≥n a la luz de la Palabra de Dios y del Magisterio de la Iglesia. Son cuatro sus objetivos espec√≠ficos: Profundizar en la fe cat√≥lica sobre el misterio de la Trinidad en sus diversas expresiones a trav√©s de los tiempos y las culturas. Conocer, compartir y dialogar sobre el modo c√≥mo viven los pueblos originarios el misterio de la Trinidad y la familia. Ofrecer elementos teol√≥gicos para acompa√Īar pastoralmente a las familias originarias en los procesos de cambio que est√°n viviendo. Celebrar la fe trinitaria con expresiones propias de las familias originarias. Nos importa mucho el tema de la familia, por todos los cambios culturales que est√° experimentando, a√ļn en los lugares m√°s apartados de las monta√Īas y las selvas, convencidos de que tenemos una gran riqueza en la Revelaci√≥n, que les ofrecemos, para ayudar a salvar la familia.

En los Simposios anteriores se han abordado temas muy importantes: El primero fue en Bogot√°, en 1997, para empezar a desbrozar los proleg√≥menos. El segundo fue en Cochabamba, en 2002, para profundizar algunos contenidos introductorios. El tercero fue en Guatemala, den 2006, sobre Cristo en los pueblos ind√≠genas. El cuarto fue en Lima, Per√ļ, en 2011, sobre la teolog√≠a de la creaci√≥n en la fe cat√≥lica y en los mitos, ritos y s√≠mbolos de los pueblos originarios cristianos en Am√©rica Latina. El quinto fue en San Crist√≥bal de Las Casas, en 2014, sobre la Revelaci√≥n de Dios y los pueblos originarios. Todos ellos se han hecho de com√ļn acuerdo y con participaci√≥n de la Congregaci√≥n para la Doctrina de la fe, pues desde que era su Prefecto el Cardenal Joseph Ratzinger, nos insisti√≥ en la importancia de realizar estos di√°logos en comuni√≥n eclesial, participando los obispos designados por las Conferencias Episcopales para los temas ind√≠genas, junto con te√≥logos que est√°n elaborando y viviendo esta teolog√≠a en los pueblos originarios. Se ha avanzado bastante, en un clima de discusi√≥n y apertura eclesial. Queremos mantenernos fieles y firmes en nuestra fe cat√≥lica, pero con el coraz√≥n y la mente cercanos a las experiencias religiosas de los ind√≠genas, en los cuales tambi√©n act√ļa el Esp√≠ritu de Dios.

PENSAR

El Papa Francisco ha dicho: ‚ÄúBien entendida, la diversidad cultural no amenaza la unidad de la Iglesia. El mismo Esp√≠ritu Santo es la armon√≠a, as√≠ como es el v√≠nculo de amor entre el Padre y el Hijo.¬†√Čl es quien suscita una m√ļltiple y diversa riqueza de dones y al mismo tiempo construye una unidad que nunca es uniformidad sino multiforme armon√≠a que atrae. La evangelizaci√≥n reconoce gozosamente estas m√ļltiples riquezas que el Esp√≠ritu engendra en la Iglesia. No har√≠a justicia a la l√≥gica de la encarnaci√≥n pensar en un cristianismo monocultural y monocorde. Por ello, en la evangelizaci√≥n de nuevas culturas o de culturas que no han acogido la predicaci√≥n cristiana, no es indispensable imponer una determinada forma cultural, por m√°s bella y antigua que sea, junto con la propuesta del Evangelio. El mensaje que anunciamos siempre tiene alg√ļn ropaje cultural, pero a veces en la Iglesia caemos en la vanidosa sacralizaci√≥n de la propia cultura, con lo cual podemos mostrar m√°s fanatismo que aut√©ntico fervor evangelizador‚ÄĚ (EG 117).

‚ÄúLa teolog√≠a, en di√°logo con otras ciencias y experiencias humanas, tiene gran importancia para pensar c√≥mo hacer llegar la propuesta del Evangelio a la diversidad de contextos culturales y de destinatarios.¬†La Iglesia, empe√Īada en la evangelizaci√≥n, aprecia y alienta el carisma de los te√≥logos y su esfuerzo por la investigaci√≥n teol√≥gica, que promueve el di√°logo con el mundo de las culturas y de las ciencias. Convoco a los te√≥logos a cumplir este servicio como parte de la misi√≥n salv√≠fica de la Iglesia. Pero es necesario que, para tal prop√≥sito, lleven en el coraz√≥n la finalidad evangelizadora de la Iglesia y tambi√©n de la teolog√≠a, y no se contenten con una teolog√≠a de escritorio‚ÄĚ (EG 133).

ACTUAR

El Espíritu de Dios, a través de los tiempos y las culturas, se expresa de diversas formas. Escuchémoslo en las vivencias religiosas de los pueblos indígenas, y ofrezcámosles siempre la plenitud de la Revelación que Jesucristo nos ha traído.

Este sitio web utiliza cookies, si navegas aceptas que utilicemos cookies | Los artículos firmados son responsabilidad del autor | Las palabras de "El Observador de la Actualidad" y el logo son Marca Registrada. Derechos Reservados: Clip Art de Querétaro, S.A. de C.V. 1995-2017 [Aviso de privacidad]

Scroll to top