El Papa Francisco anunció, tras el rezo del Ángelus dominical, que viajará a Tierra Santa del 24 al 26 de mayo. Así lo dijo:

«Si Dios quiere haré una peregrinación a Tierra Santa. El propósito principal es conmemorar el histórico encuentro entre el Papa Pablo VI y el Patriarca Atenágoras, que sucedió un 5 de enero, de hace 50 años. Haré tres visitas: Amman, Belén y Jerusalén. En el Santo Sepulcro celebraremos un encuentro ecuménico con todos los representantes de las Iglesias cristianas de Jerusalén, junto con el Patriarca Bartolomé de Constantinopla. A partir de ahora les pido que recen por esta peregrinación».