La Arquidiócesis de México criticó acremente la iniciativa que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) habría presentado en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, para hacer legal el consumo de marihuana en la capital del país.

En su editorial de este domingo, el semanario Desde la Fe, órgano oficial de comunicación de la Arquidiócesis Primada, señala que entre los argumentos que esgrimen los impulsores de esta iniciativa de ley, están «alto número de consumidores en la Ciudad, estimándose 80 mil usuarios de la exótica planta y, por otro lado, la desaparición del mercado negro donde se trafica y comercializa».

El rotativo fustiga otras de las razones que los perredistas arguyen: sería «una regulación inteligente para paliar problemas de salud pública, controlar a los adictos, cultivar plantas para consumo personal y fortalecer la seguridad poniendo fin a una guerra no deseada».

El medio de la Arquidiócesis de México advierte que el uso de esta droga tiene consecuencias nefastas en la salud pública; y acusa a los legisladores de evadir la realidad «dramática y penosa» que experimentan los consumidores de marihuana: «pone en riesgo sus relaciones familiares y laborales y, socialmente, podría incitar a la violencia y al delito, además de ser puerta de entrada para los más jóvenes al consumo precoz, apostando a la tolerancia legal, más barata siempre y generadora de riqueza para pocos bolsillos, en lugar de las efectivas e inteligentes alternativas preventivas y de los eficaces tratamientos de rehabilitación».

El periódico diocesano advierte que la legalización de la marihuana «está cerca de la lógica del poder de los mercaderes de la muerte. La droga no se vence con la droga. Primero atentaron contra la vida de los no nacidos, después arremetieron contra valores e instituciones fundamentales del derecho civil, ahora toleran y promueven una sociedad adicta y enferma, la ciudad pacheca».