El Papa Francisco recibió en días pasados a los participantes en la asamblea plenaria del Comité Pontificio para los Congresos Eucarísticos Internacionales, a quienes les recordó que: ”La Eucaristía ocupa el puesto central en la Iglesia porque es lo que ”hace Iglesia”. Y como afirma el Concilio Vaticano II…es sacramento de piedad, signo de unidad y vínculo de caridad”.

Como es sabido, el LI Congreso Eucarístico Internacional tendrá lugar en Cebú (Filipinas) del 25 al 31 de enero de 2016, y su tema es: ”Cristo en vosotros, esperanza de la gloria”, ”refleja perfectamente el lazo entre la Eucaristía, la misión y la esperanza cristiana. En nuestra época el mundo adolece de carencia de esperanza, por eso la humanidad necesita escuchar el mensaje de nuestra esperanza en Jesucristo. La Iglesia proclama este mensaje con ardor renovado, utilizando nuevos métodos y expresiones. Con el espíritu de nueva evangelización la Iglesia lleva este mensaje a todos y, especialmente, a los que no obstante hayan sido bautizados, se han alejado de la Iglesia y viven sin referencias a la vida cristiana”.

”El encuentro con Jesús en la Eucaristía será fuente de esperanza para el mundo si, transformados por la potencia del Espíritu Santo a imagen de aquel que encontramos, acogeremos la misión de transformar el mundo dando la plenitud de vida que nosotros mismos hemos recibido y experimentado, llevando esperanza, perdón, curación y amor a todos los que lo necesitan, en particular, los pobres, los desheredados y los oprimidos compartiendo su vida y sus aspiraciones y caminando con ellos en búsqueda de una vida humana auténtica en Jesucristo”.