Del 16 al 19 de octubre, la Dimensión de Pastoral Indígena en colaboración con la Conferencia de Religiosos Mayores de México, CIRM, realizó el XIV Encuentro Nacional de Vida Religiosa Indígena, bajo el tema “Implicaciones de ser mujer, religiosa, indígena,hoy”, en la comunidad náhuatl de Naupan, Puebla, Arquidiócesis de Tulancingo.

En el encuentro participaron 42 hermanas que reflexionaron y compartieron momentos de búsqueda, guiadas por la experiencia de las hermanas mayores que las guían en el camino para fortalecer su identidad religiosa sin dejar de ser indígenas.

“Nos inspiró nuestro lema: Vida Religiosa Indígena, rostro y corazón de Dios para dignificar a la humanidad. Fueron tres días de profundo encuentro, de hermandad, de conocimiento de nosotras mismas, de relax, de sororidad, de alegría y de una honda experiencia de una tierna providencia de parte de Dios, manifestada en el padre Artemio Cruz y su comunidad, quienes no escatimaron para compartir con nosotras, darnos hospedaje en sus casas y ofreceros los alimentos”, señala un comunicado de la Pastoral Indígena.

“Nos sentimos muy acompañadas por el Creador y Formador, Corazón del cielo, Corazón de la tierra, quien sigue haciendo camino con nosotras y nos confía la herencia que recibimos de nuestros antepasados. Estamos agradecidas por esta honda experiencia de su providencia. Bendito Dios, que nos permitió ponernos en camino desde Norte a Sur para reunirnos en Naupan, y compartir juntas esta historia, tejiendo al lado de nuestros pueblos y comunidades religiosas, el petate multicolor de la historia”.