IFFT |

“Queridos jóvenes, llevar el Evangelio es llevar la fuerza de Dios para arrancar y arrasar el mal y la violencia;para destruir y demoler las barreras del egoísmo, la intolerancia y el odio; para edificar un mundo nuevo”, Papa Francisco en la JMJ.

Tras la convocatoria a participar el 20 de noviembre a unirse  a las marchas en solidaridad por Ayotzinapa, la comunidad estudiantil del Instituto Franciscano de Filosofía y Teología (IFFT),  compartió y acompaño en su angustia y dolor a los padres de los 43 normalistas desaparecidos, el  punto al que asistieron fue al Ángel de la independencia.

En el  recorrido los estudiantes franciscanos se percataron de la necesidad de hacer presencia en este tipo de manifestaciones, pues las personas con las que se iban encontrando expresaban admiración, duda y curiosidad al ver la participación  en la movilización de los frailes franciscanos. Algunas expresiones de las que se percataron  son: “Dios no quiere una Iglesia rica, sino una Iglesia sencilla y para los pobres”;  “¡Adelante!  Iglesia comprometida”;  “Así sí creo en Dios”. Estas fueron las repuestas positivas, que animaron el entusiasmo y el compromiso de los frailes menores. Dentro de la marcha se unieron en una sola voz por Ayotzinapa a otras Iglesias de profesión cristiana, entre ellas se encontraba la Iglesia Metodista.

Al concluir la marcha pacífica y solidaria por los normalistas, en el zócalo capitalino, se realizó una oración por la paz y la justicia en México y por los 43 desaparecidos.