Por Carlos Garfias Merlos, Arzobispo de Acapulco |

La red ciudadana Acapulco por la Paz, de la cual la Arquidiócesis de Acapulco es miembro promueve cada año la celebración de la Semana por la Paz, que tendrá lugar los días 24 al 30 de noviembre con una serie de acciones que buscan visibilizar lo que se está haciendo para construir la paz en esta ciudad. Para la semana de este año, se busca ‘promover una cultura de paz que favorezca la participación ciudadana en el ámbito local’.

Según la propuesta de Acapulco por la Paz, esto se puede lograr ‘promoviendo valores, actitudes y comportamientos que propicien en la ciudadanía una cultura de paz a través de una campaña de mercadotecnia social, generando espacios de convivencia y encuentro entre las personas que fortalezcan lazos de comunidad y acción ciudadana, y fortaleciendo el capital social de organizaciones, instituciones y sociedad civil que impulsan proyectos y acciones a favor de la paz, con la finalidad de potenciar las condiciones para promover redes de apoyo que favorezcan en el impacto de la reconstrucción del puerto’.

En el contexto de esta Semana por la Paz, la Arquidiócesis de Acapulco hará la presentación de un libro que recoge la experiencia de acompañamiento a las víctimas de las violencias que desarrollamos actualmente en 18 parroquias. Durante el periodo de octubre de 2012 a Septiembre de 2014 se han acompañado de diversos modos a 1541 personas y a 202 familias. Este esfuerzo es la Sistematización del proyecto de construcción de la paz, puesto que la atención a víctimas es una acción preventiva.

La Semana por la Paz es una oportunidad para el análisis y la reflexión sobre la participación de los ciudadanos en los asuntos que afectan a la comunidad, como es el caso de la inseguridad y la violencia que ha tocado fondo en nuestra región. Una crisis política se ha venido manifestando en las últimas semanas, como expresión de una profunda crisis moral. La sociedad civil tiene que asumir una gran responsabilidad en sus manos para encontrar una salida pacífica a dicha situación y, por lo tanto, hago un llamado para participar en los eventos que se programen para esta semana, como una iniciativa de la sociedad civil.