El pasado domingo 7 de junio la sede en México de la Fundación de la Santa Sede “Ayuda a la Iglesia que Sufre”,  inauguró la exposición fotográfica sobre los cristianos perseguidos en diferentes partes de mundo, en la parroquia de la Sagrada Familia, en el Distrito Federal.

La muestra fotográfica es parte de una semana de reflexión que pretende sensibilizar a los fieles de la Arquidiócesis de México, sobre la triste realidad que padecen cientos de miles de cristianos de divrsas denominaciones por el sólo hecho de ser creyentes en Cristo.
“El trabajo que realiza la  en favor de los cristianos perseguidos en el mundo, sirve para prepararnos al Jubileo de la Misericordia que decretó el Papa Francisco para diciembre de este año”, señaló Mons. Jorge Estrada, obispo auxiliar de la V Vicaría de la Arquidiócesis Primada de México.

Los organizadores han dado a conocer que en estos días habrá, además una conferencia sobre el tema (el 10 de junio, a partir de las 18:00 horas), un encuentro de jóvenes (el mismo 10 de junio a las 20:00 horas); en tanto que el 12 de junio se rezará el Viacrucis a las 18:00 horas, y la misa de clausura será el 14 de junio a las 13:00 horas. Todos los días de la semana se rezará el rosario a las 18:30 horas por la Iglesia perseguida, dedicando cada jornada a un continente.

El obispo  de la V Vicaría, de la Arquidiócesis de México, Monseñor Jorge Estrada, en la presentación de las actividades, señaló que Iglesia ha sido perseguida a lo largo de la historia, pero que “es triste que en nuestro tiempo sigan existiendo radicalismos que nos impiden vivir en paz”. Y enfatizó que “las religiones quieren y procuran la paz”.

El purpurado también  que “es necesario tomar consciencia de la existencia de quienes sufren y son perseguidos a causa de su fe, y de quienes están en una situación de riesgo”.; a la vez que manifestó su deseo de que esta semana que estará dedicada a la Iglesia perseguida en el mundo, “coadyuve a tomar conciencia de nuestra responsabilidad y del compromiso solidario de nuestra Iglesia.”

La Parroquia de la sagrada Familia es atendida por sacerdotes jesuitas, y se ubica en la calle de Puebla 144, en la Colonia Roma Norte.