Por Sergio Estrada

Con ojos abiertos y corazón palpitante, a través del encuentro con Cristo para continuar con los trabajos en la evangelización, jóvenes de la Renovación Carismática en el Espíritu Santo a nivel nacional se reunieron en el XXXIV ENJES (Encuentro Nacional de Jóvenes en el Espíritu Santo) de Puebla 2019, con el propósito de seguir avivando y reforzando su fe.

Dentro de las actividades del encuentro se llevaron a cabo retiros kerigmaticos de primer anuncio, además de momentos fuertes de oración llevados a cabo en asambleas, conciertos, presentaciones de obras de teatro y la Misa para la misión evangelizadora con jóvenes de varias partes del país.

«Una semana antes del encuentro, cerca de 700 jóvenes de varias partes del país evangelizaron la ciudad de Puebla con música o tocando de puerta en puerta, además de horas santas; otros más, visitaron orfanatos, cárceles, asilos de ancianos, llevando el Evangelio. Al término de estas actividades se llevo a cabo un recorrido por las principales calles y avenidas de Puebla», destacó Lina González, coordinadora nacional de la Renovación Carismática en el Espíritu Santo, cuyos integrantes, a través de actividades como la música y el teatro, llevan una catequesis progresiva organizando campamentos evangelizando a otros muchachos para el encuentro con Cristo.

«Al término de estas acciones los jóvenes compartieron su testimonio de evangelización, para después tener retiros. Estas experiencias son muy importantes en la formación de evangelización juvenil, ya que después de estas vivencias llevaron sus experiencias a sus respectivas diócesis y después a sus parroquias», explicó Lina González.

Con el lema: «Hagan lo que Él les diga», más de mil jóvenes participaron de este encuentro de varias diócesis del país como Celaya, Tampico, León, Irapuato, Durango, Torreón, Monterrey, Saltillo y Tabasco entre otras.

Publicado en la edición impresa de El Observador del 18 de agosto de 2019 No.1258