Samantha Cristoforetti, astronauta italiana, dice que “lo importante es sentirse parte de una misión”.

Por Ary Waldir Ramos Díaz / Aleteia en El Observador

El 26 de marzo de 2020, se realizó un streaming live con el título: #SpaceConnectsUs, organizado por la Agencia Espacial Europea, en 5 idiomas, a través de su canal de YouTube. La conferencia online contó con la participación de varios astronautas, cada uno desde su casa, que dieron consejos útiles a las personas confinadas con sus familias, o que sufren soledad o están en cuarentena por el Covid-19.

Samantha Cristoforetti, astronauta italiana, aún añora volver a casa, pues conectada desde Alemania, se puso en el lugar de las personas que se encuentran confinadas en otros países, lejos de la propia patria o afectos.

Ella también sabe lo que significa vivir en espacios reducidos y manejar las carencias de contacto físico. Por eso indicó que el confinamiento hay que vivirlo como una comunidad, pues es un “desafío que estamos afrontando todos como planeta“, algunos en primera línea, pero también “nosotros tenemos nuestra parte”, quedándonos en casa y pensar en ello “te da fuerza para hacer el sacrificio”.

Admitió que existen elementos comunes entre el aislamiento de un astronauta y el confinamiento o la distancia social, el contacto físico mínimo, requerido entre las personas durante la pandemia de Covid-19.

Es difícil renunciar a la cercanía física, elemento importante para muchas culturas, especialmente para aquellas latinas o mediterráneas, explicó.

Los astronautas se preparan durante la mayor parte de sus vidas a aplicar estrategias para no sentirse solos en el espacio y saber llevar la vida en lugares reducidos al movimiento.

Aquí un resumen de los consejos y reflexiones de Cristoforetti y otros astronautas:

  • Mantener el sentido de comunidad: El sentido de comunidad es importante, sentirse parte de una misión, responsables de los otros, cada uno haciendo su propia parte, en estos momentos de la pandemia.
  • Para no sentirse solos: Un consejo para no sentirse solos o aislados, y aplicado por los astronautas en misión, es organizarse para escuchar a familiares o amigos, una o varias veces a la semana, a través de las nuevas tecnologías: video-chat, e-mail, o llamadas telefónicas. Esto para no caer en “momentos de negatividad” y comunicar nuestros propios límites: frustraciones, sentimientos de soledad, de resentimiento, desanimo o tristeza.
  • Establecer una rutina diaria y seguirla para “normalizar una situación que no es normal”.
  • Hacer ejercicio físico, aunque nuestra casa sea pequeña o haya poco espacio.
  • Fijarse pequeños objetivos diarios es importante; pequeñas satisfacciones que anulan la frustración.
  • Establecer una zona para cada miembro para una breve distensión. Los astronautas guardan con celo el espacio donde duermen, por ejemplo.
  • La lectura también es importante para que el confinamiento no sea un límite, sino una ventana a otros mundos antes inexplorados.

En la conferencia en directo organizada por la European Space Agency, la astronauta italiana manifestó su confianza en la ciencia, asegurando que superaremos este tiempo extraordinario para la humanidad. “¡Dando tiempo al tiempo, saldremos adelante!”.

https://es.aleteia.org/2020/03/30/consejos-de-una-astronauta-para-el-confinamiento-por-covid-19/

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 5 de abril de 2020 No.1291