Existe una reliquia arqueológica descubierta en 2007 a las orillas del Mar Muerto, muy poco conocida y que, sin embargo, viene a ser como el “eslabón perdido” entre judaísmo y cristianismo.

Se trata, nada más y nada menos, que de un documento escrito en una tablilla o lápida de piedra caliza, en el que en sólo 87 líneas escritas en hebreo, se recoge una profecía del siglo primero antes de Cristo, en la que conversan san Gabriel y un profeta no identificado, y donde el arcángel anuncia la Resurrección del Señor.

Como este documento, conocido como “Piedra de la Revelación de Gabriel”, no está tallado sino que fue escrito con tinta, con el paso de los siglos ha visto desvanecerse algunas líneas, haciéndolas ilegibles o casi ilegibles.

Pero en 2008 un profesor de estudios bíblicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén, llamado Israel Knohl, descifró en la línea 80 una palabra clave que otros estudiosos habían sustituido por tres puntos en el proceso de traducción por no poder leerla: “hayeh”, arcaísmo del verbo “hai”, que significa “vivir” en su forma imperativa.

Y con esa palabra ha cambiado por completo el sentido del texto, dejando mudos y conmocionados a los eruditos judíos de hoy, herederos espirituales de la cerrazón de los antiguos sacerdotes y fariseos que se negaron a reconocer a Jesús como el Cristo, muerto y resucitado.

Se lee que Gabriel anuncia que un rey malvado se alza hasta lograr vencer y matar al Mesías o “Príncipe de príncipes”, pero enseguida se le dice a Él: “Leshloshet yamin hayeh”, que significa: “En tres días, vivirás”.

Quizá, con el descubrimiento de la “Revelación de Gabriel”, Dios ya está preparando el camino para la conversión de los judíos a Cristo, pues ciertamente ésta ocurrirá algún día, según les anunció Jesús: “A ustedes la casa les quedará desierta. Yo les aseguro que ya no Me verán más, hasta que digan: ‘¡Bendito el que viene en nombre del Señor!’” (Mateo 23, 38-39)

TEMA DE LA SEMANA: ¿ESTA PASCUA HAY ALGO QUÉ CELEBRAR?

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 12 de abril de 2020 No.1292