La misión de la Iglesia es «Difundir en todo el mundo la llama de la fe, que Jesús ha encendido en el mundo: la fe en Dios que es Padre, Amor, Misericordia», ha dicho el Papa Francisco, al dirigir un breve mensaje con motivo de la Jornada Misionera Mundial (DOMUND), que se celebra hoy.

El Santo Padre ha subrayado que no se trata de hacer proselitismo, «sino el compartir la llama que calienta el alma». Y agradeció «a todos aquellos que, a través de la oración y de la ayuda concreta sostienen la obra misionera, en particular, la solicitud del Obispo de Roma para impulsar la difusión del Evangelio».

Francisco pidió en esta Jornada que «estemos cerca de todos los misioneros y las misioneras, que trabajan tanto sin hacer ruido y que dan su vida».

De manera especial recordó a la religiosa italiana Afra Martinelli, quien durante  muchos años trabajó en Nigeria, y que hace unos días fue asesinada para robarle. «Todos han llorado, cristianos y musulmanes ¡era muy querida! Ella ha anunciado el Evangelio con su vida, con la obra que ha realizado, un centro de educación. Y de este modo ha difundido la llama de la fe, ¡ha combatido la buena batalla! ¡Pensemos en esta hermana nuestra y saludémosla con un aplauso todos juntos!»