Este fin de semana se llevó a cabo en el Santuario de Schoenstatt un evento sin precedentes dentro de la Diócesis de Querétaro. Por iniciativa del grupo de Adoración del Movimiento Apostólico de Schoenstatt se tuvieron cien horas seguidas de Adoración al Santísimo. Desde el jueves 19 de Junio a las ocho de la mañana hasta este lunes 23, Jesús estuvo expuesto en el Santuario para todo aquel que quisiera tener un momento con él.

El grupo, que desde hace cuatro años se reúne todos los viernes por la noche a tener un encuentro personal con Jesús Eucaristía, organizó este evento aprovechando la festividad de Corpus Christi. Además el motivo de las cien horas va estrechamente relacionado con el festejo de los cien años del movimiento internacional, a celebrarse en octubre próximo.

El evento trascendió a otros santuarios de México y el mundo. Tanto en San Luis Potosí como en Monterrey se organizaron para diferentes horas de adoración. Además grupos de Paraguay, Chile, Estados Unidos y Alemania se unieron espiritualmente a la causa.

Entre las principales intenciones por las que se ofreció este momento de oración estuvieron la canonización del fundador del movimiento el Padre Kentenich, así como la vida de los concebidos, la unión de los movimientos laicos y los cien años del movimiento.

El padre Cristobal Asenjo, el padre Juan Manuel Pérez y el padre Horacio López fueron los encargados de celebrar las distintas misas que se llevaron a cabo durante el evento.

Por Germán García

Imagen tomada de facebook.com/ador.arte.9