“El Año Santo de la Misericordia es el primero de la era de internet y de las redes sociales”, dijo esta mañana monseñor Rino Fisichella, al presentar detalles del itinerario del Año de la Misericordia.

El presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización resaltó la importancia de la página web oficial del Jubileo  (http://www.im.va). Esta página, traducida en 7 idiomas, permitirá de poder seguir los Grandes Eventos que tendrán lugar en Roma también para los que no podrán estar presentes físicamente.

“Para atravesar la Puerta Santa, así como para hacerse voluntario, es necesario inscribirse en las secciones correspondientes de la página web”, señaló monseñor Fisichella.

“Una palabra, también, debo decir acerca del Portal “vatimecum”, promovido por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, a través del cual los peregrinos podrán tener los servicios relacionados con la comida y el alojamiento en Roma, a precios controlados y mucha más información para vivir el Jubileo”.