A nombre delos obispos de México, el Cardenal Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara, ha dirigidoun mensaje al Papa Francisco, a unos días de que el Pontífice visite México, del 12 al 17 de febrero.

En el mensaje, el Cardenal Robles expresa “la alegría y la gratitud de los católicos que peregrinamos en esta noble nación, así como de muchos hombres y mujeres de buena voluntad”, por “la generosidad y el cariño que nos muestra al venir a nosotros como misionero de misericordia y paz, para confesar junto a nosotros la fe en Dios y su amor que ha de llevarnos a ser misericordiosos como él”.

El también presidente de la Conferencia del Episcopado dice que en la visita de Francisco se ve “una clara manifestación de la ternura de Dios”, en estos momentos difíciles que estamos viviendo, “a causa de la inseguridad, la inequidad, la pobreza, la corrupción y la violencia”.

El purpurado le hace saber al Papa que en su estancia en México, particularmente en las ciudades que visitará,  recibirá el cariño y testimonio de muchísimas personas de diferentes grupos étnicos, edades y estratos sociales que procuran hacer las cosas bien.

Robles Ortega pide al Papa que ore a Dios,por intercesión de María de Guadalupe “para que su Hijo Jesús nos de la fuerza de su Amor y hagamos lo que a cada uno corresponde en la construcción de una familia y de un México mejor para todos”.

“Las familias, los enfermos, los indígenas, los ancianos, los pobres, los jóvenes, los migrantes, las víctimas de las violencias, los laicos, las y los consagrados, los diáconos, los sacerdotes y los obispos esperamos con ansia escuchar su palabra, rezar y celebrar junto a usted al Señor y caminar unidos, pueblo y autoridades, dando lo mejor de nosotros para ir alcanzando un desarrollo integral y una vida en paz”, concluye el Cardenal Robles.