El Observador |

El Obispo de Austin, Texas y presidente de la Comisión Episcopal de Estados Unidos sobre Migración, Joe S. Vásquez,  ha emitido una declaración en respuesta a la orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump.   Como se sabe, la orden ejecutiva negaría fondos federales para las ciudades y condados que decidan no cooperar con los esfuerzos federales para deportar a inmigrantes indocumentados.

El obispo Vásquez ha dicho que tal orden “podría ser perjudicial para las relaciones locales entre las comunidades y la aplicación de la ley, donde la construcción de confianza y las relaciones de apoyo con las comunidades de inmigrantes es esencial para reducir la delincuencia y ayudar a las víctimas”.