Por Luis-Fernando Valdés |

Vuelve a ser noticia, ahora por encubrir a violadores, esta organización internacional que facilita abortos con recursos federales de Estados Unidos. Bajo el discurso de promover la salud reproductiva también ha traficado órganos. ¿Qué oculta Planned Parenthood?

  1. Qué es y qué hace Planned Parenthood (PP). Según su propia página web, PP “facilita servicios vitales de atención de la salud reproductiva, educación sexual e información a millones de mujeres, hombres y jóvenes en todo el mundo”.

Pero en realidad, su objetivo es expandir por el mundo el aborto, bajo el título de “evitar embarazos no deseados”. Como anuncia claramente la portada de su web, “el aborto es una manera segura de terminar un embarazo”. Y para realizarlo ofrece 650 clínicas en EUA y otras muchas más en el mundo.

En su último informe, PP afirma haber realizado 321,384 abortos en 2017 (p. 31). A principios de mayo, Cecile Richard dejó la presidencia de PP. Desde que Richards tomó el cargo en 2006, el número de abortos practicados por Planned Parenthood llegó a la cifra de 3,551,093 aumentando cada año en casi 11%.

  1. La ideología racista de PP. Aunque se presenta como una entidad, junto con una federación de instituciones, que tiene como misión garantizar la salud reproductiva, en realidad, PP es un órgano para promover toda una ideología contraria a la vida.

Un grupo de estudiantes de Planned Parenthood de la Universidad de Florida organizaron un evento para debatir sobre las raíces racistas de la organización, y reconocieron que su fundadora, Margaret Sanger, sostenía ideas racistas y eugenésicas.

Según Kristan Hawkins, presidente de Students for Life of America, las prácticas racistas de PP continúan, porque esta institución tiene como objetivo “bebes negros e hispanos para abortos”, mediante la instalación de sus locales en barrios de eses dos minorías (Beitbart).

  1. Los escándalos de PP. La historia de esta institución está manchada de escándalos. El más grande de ellos ha sido la venta bajo demanda de órganos de fetos vivos, en 2015. En días recientes, un informe de Live Action (mayo 2018) indica que PP durante décadas realizó abortos en niñas de 12 y 13 años, sin informar a las autoridades sobre la sospecha de abuso sexual.

La ley de EUA exige que PP informe a la policía sobre presuntos casos de agresión sexual y de abuso, pero esta institución nunca lo hace, pues sigue la política de no preguntar nada a esas niñas, lo cual ha dado pie a encubrir a pederastas.

  1. PP encubrió abusos a menores. Entre otros casos, está documentado que en 2014, un estudiante de preparatoria en Arizona (EUA), llamado Tyler Kost, de 18 años, violó a una chica que resultó embarazada.

Esta joven acudió a una clínica de PP acompañada por su madre, la cual explicó al personal que su hija había sido violada. Pero los responsables de esa clínica no dieron aviso a la policía, a pesar de que en Arizona es obligatorio hacerlo, y eso permitió que el agresor cometiera otras 18 violaciones sexuales a adolescentes.

Epílogo. Los escándalos de venta de órganos y encubrimiento de violadores hacen ver que Planned Parenthood persigue una finalidad de lucro, bajo la retórica falsa de ayudar a las mujeres a decidir sobre su cuerpo.

Pero PP no busca cuidar a las mujeres, pues al encubrir a violadores y pederastas, ha maltratado a jovencitas que, además de sufrir el trauma de abortar, han sido expuestas a caer de nuevo en manos que quienes abusaron de ellas.

@FeyRazon   lfvaldes@gmail.com

http://www.columnafeyrazon.blogspot.com