Por Arturo Maximiliano García

La era digital nos trae también delitos digitales. Desafortunadamente no basta con la inseguridad en las calles en muchos lugares del país, sino que ahora también la delincuencia nos ataca por internet.

Seguro habrás escuchado del robo de identidad y el phishing, término informático que se le da a la obtención ilegal de información confidencial, como pueden ser contraseñas, número de tarjeta y otros datos, que son utilizados luego para suplantar tu identidad.

La manera como te extraen esa información viene normalmente disfrazada de algún correo electrónico que parece ser de tu banco o empresa con la que tengas algún vínculo comercial, lo cual hacen también a través de mensajes en tu celular o incluso de llamadas telefónicas.

Según datos de Condusef, de 2007 a 2015 se registraron más de 52 mil quejas por robos de identidad, lo cual parece estar en aumento conforme vamos teniendo más información confidencial moviéndose por internet todos los días.

Los datos que obtienen se usan para cometer varios ilícitos, como la falsificación de la credencial de elector, dar datos falsos a la autoridad fiscal, obtener un alta como contribuyente, abrir cuentas bancarias con objeto de defraudación fiscal, solicitar créditos automotrices o hipotecarios entre otros.

El robo de identidad, que normalmente es precedido del phishing, es más peligroso que la clonación de tarjetas, ya que en esta última nos podemos dar cuenta de que algo anda mal cuando llega el estado de cuenta o incluso antes si revisamos constantemente nuestros movimientos por internet, pero el gran riesgo del robo de identidad es que se contratan créditos o se abren cuentas bancarias de las cuales jamás recibiremos una notificación, ahí lo grave de este delito.

Estos son algunos consejos para evitar el phishing y robo de identidad:

-Alerta de Buró de Crédito. Esta herramienta es de gran utilidad, ya que te notifica si alguien solicita un reporte de tu historial crediticio. Si no eres tú quien lo está haciendo o una institución a quien hayas autorizado para esto, entonces es muy probable que alguien esté robando tu identidad. Puedes contratar este servicio en: www.burodecredito.com.mx/alertas-info.html

-Cuidado con los SMS y correos electrónicos. Seguramente habrás recibido muchos correos de personas que no conoces ofreciéndote todo tipo de servicios o invitaciones. En algunos de estos correos pueden parecer que son de tu banco y en los cuales te solicitan validar datos, pero en realidad es una manera de acceder a tu información y con ella comenzar el proceso de robo de identidad. Esfuerzos similares se hacen por SMS que te piden marcar a un teléfono o ingresar a una página, por lo que debes evitar dar este tipo de datos, salvo cuando tú hayas hecho la llamada para reportar alguna situación con tu tarjeta o tu cuenta. El texto de esos mensajes normalmente es sobre temas «urgentes».

-Cancelación de Créditos. Condusef tiene un procedimiento llamado PORI (Protocolo por Robo de Identidad) donde se cita a la persona y a la institución para checar que haya coincidencia con la persona que supuestamente tiene el crédito y de no ser así entonces se cancelan los mismos en el historial crediticio.

-Verifica tu estatus fiscal. Si sospechas que tus datos personales han sido mal utilizados es importante que revises tu estatus fiscal, para lo cual puedes apoyarte de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente.

www.arturomaximiliano.com.mx

Publicado en la edición impresa de El Observador del 2 de diciembre de 2018 No.1221