La prioridad de los obispos mexicanos es atender las situaciones sociales y fenómenos naturales de nuestro país en favor del bien común y la justicia

Por Sergio Estrada

Durante la conferencia de prensa de la CEM, con motivo de su 106 asamblea plenaria, se dieron a conocer los nombres de los integrantes de la nueva junta directiva que piden la oración de todos los fieles para cumplir con la misión que les fue encomendada por los obispos componentes.

Este siguiente trienio la junta directiva estará integrada por: Presidente, monseñor Rogelio Cabrera López; Vicepresidente, monseñor Carlos Garfias Merlos; Secretario General, monseñor Alfonso Miranda Guardiola; Tesorero, monseñor Ramón Castro Castro; vocales, monseñores Javier Navarro y José Leopoldo González.

Dieron a conocer que su trabajo será animar y coordinar los trabajos de evangelización en nuestro país con base en el Proyecto Global de Pastoral: «Este proyecto que pone a Cristo Redentor y Santa María de Guadalupe, para prepararse a los acontecimientos importantes en el 2031 que se recuerdan los 500 años de las apariciones de la Virgen de Guadalupe, y en 2033 celebrando los dos mil años de redención caminando en este jubileo de esperanza», destacó monseñor Rogelio Cabrera, presidente de la CEM.

LA CEM colaborará con el nuevo gobierno para el bien común

Monseñor Rogelio Cabrera señaló que en la pasada solemnidad del Señor se presentó el proyecto Global de Pastoral 2031-2033, el cual fue aceptado en los diferentes ámbitos de la Iglesia y se dio una ruta de conocimiento, reflexión y aplicación como eje de trabajo para la Iglesia en los siguientes años.

«El pueblo eligió a las nuevas autoridades y se comparte las expectativas de haber cumplido los proyectos del bien común y justicia, presentadas en campaña, y estaremos atentos para colaborar con ellos en su cumplimiento y se está haciendo un llamado a la unidad y serenidad para encontrar las formas de justicia social y desarrollo humano integral y superar las causas que originan el escenario de miseria y violencia en México», destacó el nuevo presidente de la CEM.

Los obispos se comprometieron a colaborar para la construcción de una nueva sociedad con los valores del Reino de Dios, en el respeto de la dignidad del ser humano con los valores de libertad, justicia y paz, sabiendo que con esto se contribuirá al estado de derecho y se apoya a la formación de cultura y respeto por la vida desde su concepción hasta su fin natural, así como la defensa de la familia teniendo el respeto y la fraternidad de un sano pluralismo.

También se alentó a los jóvenes a reconocer e integrar la riqueza del sínodo de Roma con el tema de los jóvenes y el discernimiento vocacional, y dar lugar a tan importante sector social para la construcción del Reino de Dios, invitando a los jóvenes a ser protagonistas de la misión eclesial en la transformación del mundo.

Visión de las situaciones sociales

Monseñor Cabrera destacó los fenómenos naturales que han afectado a nuestro país y han ocasionado pérdidas materiales y han cobrado vidas. También se pronunció a favor de las caravanas de migrantes que están recorriendo el país en donde se ha descubierto el rostro de Cristo sufriente en los hermanos migrantes, reconociendo las acciones de las autoridades que han atendido esta emergencia, respondiendo como sociedad e Iglesia fraternalmente a los migrantes atendiéndolos de acuerdo con el llamado del Papa: acogerlos, protegerlos, promoverlos e integrarlos.

Plan de seguridad nacional confiable

El nuevo presidente de la CEM recibió con mucha esperanza el proyecto de seguridad para nuestro país y reconoció que lo que se propone no será fácil debido a que esto no depende exclusivamente del presidente. Destacaron los temas que deben tenerse en cuenta:

«Todos esperamos una mejor procuración para que pueda haber esperanza de paz y concordia, paso de la transición de los militares a la guardia nacional en la medida que puedan formarse y conformarse, y se ve con esperanza un proceso de transición de la presencia militar a las calles una mejor guardia nacional».