Bien es cierto que los préstamos inmediatos siempre han tenido una aurora de estafa. Pues también es verdad que en la mayoría de los casos no es cierto. El riesgo que existe en este tipo de préstamos es muy mínimo.

Uno de los riesgos más comunes que tienen este tipo de préstamos es el de poner un aval. Aparte de este, hay otras cosas que pueden significar algún tipo de riesgo.

Los préstamos inmediatos tienen una serie de factores que los hacen atractivos para el público en general. Por ejemplo, es muy fácil solicitarlo y que lo acepten. También la mayoría de entidades prestamistas asegura que no chequea el Buró de Crédito. O sea que no importa que tu historial crediticio sea positivo o negativo.

Uno de los problemas que hay para este tipo de créditos es que muchas veces las condiciones que muestran las instituciones financieras no son tan ventajosas como parecen. Por esta razón mucha gente firma el contrato sin haber estudiado ni analizado cuáles son los términos y las condiciones. Un grave error.

En este artículo vamos a explicar cómo se pueden identificar las posibles estafas que existen en los préstamos inmediatos. De esta manera podrás pedir más tranquilamente tu próximo crédito.

Cómo identificar que te están ofreciendo una estafa en vez de un préstamo de verdad

En el momento en que vayas a solicitar algún crédito, es importante que te asegures que la entidad prestamista o institución financiera donde lo estás solicitando sea una empresa fiable, regulada y segura.

Así ya estás evitando de primeras cualquier tipo de estafa. Nunca solicites préstamos en sitios que crees que no son de fiar. La mayoría de las veces el instinto no te fallará porque estarás tratando con estafas.

En la actualidad casi todas las entidades prestamistas privadas son seguras. Pero, eso no significa que ya estés libre de peligro. Al contrario, todavía puedes sufrir alguna estafa.

Consejos para evitar ser estafado en los préstamos inmediatos

A partir de la revolución tecnológica que todavía estamos viviendo y el gran impacto que tiene Internet en la sociedad en general, han aparecido un sinfín de empresas prestamistas privadas que ofrecen préstamos en línea.

Uno de los atractivos que tienen es que ofrecen dinero de forma fácil y rápida sin muchos pasos en el medio. Por eso es posible que en pocos minutos recibas dinero en tu cuenta.

Ésta es una de las razones por las que ahora mismo es más fácil solicitar el dinero que quieres. Además, con el crecimiento de los préstamos rápidos han aparecido muchas empresas que, en vez de dar dinero, se dedican a estafar.

Para no caer en éstas y otras trampas, lo mejor que puedes hacer es leer los consejos que te vamos a dar aquí. Así no tendrás miedo en pedir dinero y, además, lo harás con todas las medidas de seguridad.

Cualquier empresa que preste dinero tiene que estar regulada

Es imprescindible que la entidad prestamista a la que acudas esté totalmente regulada. Las empresas que prestan dinero deben estar operando legalmente en el país. Además, tienen que estar reguladas por la Condusef.

El principal objetivo que tiene esta institución es proteger al consumidor. Es por eso que antes de firmar algún contrato te tienen que dar por escrito todos los términos y condiciones que van asociados con el préstamo. De esta manera, antes de firmar, tienes que analizarlo todo.

Si en el momento de pedir un préstamo te surge alguna duda, lo mejor es ponerse en contacto con la Condusef. Ellos tienen que proporcionar la información que requieres sobre la empresa que estás pidiendo el préstamo. Como puedes ver, es importante que siempre te asegures de todo.

Analiza que la página web no sea falsa

Aunque la página web parezca muy real, gracias a la tecnología que existe es muy fácil poder falsificar cualquier sitio web. Pero, afortunadamente hay una serie de aspectos que pueden decir si una página es real o no.

Si quieres ver si una página es real o no, uno de los primeros pasos que puedes hacer es checar su URL. Si pone http te podemos decir que no se trata de un sitio seguro, mientras que si pone https sí que lo es. Ésta es una manera fácil de descubrir cómo es la seguridad de un sitio web.

Otro de los pasos que puedes hacer para saber si una página es real o falsa, es tecleando por ti mismo su dirección. De esta manera evitarás acabar en su un sitio corrupto. Esto es bueno hacerlo porque algunas veces pasa que en el buscador primero aparece una página falsa.

No te fíes de los emails de phising o scam

Primero de todo, nunca contestes a supuestos correos electrónicos de entidades prestamistas o bancarias. En la mayoría de casos se trata de una estafa. Tienes que pensar que si caes en la trampa lo que puede pasar es que roben tus datos confidenciales o financieros, algo que no quieres que pase.

Como medida de seguridad tampoco tienes que abrir los archivos adjuntos y los enlaces que contienen estos emails porque en la mayoría de los casos son archivos corruptos.

Es imprescindible que sepas que las instituciones bancarias o prestamistas no acostumbran a enviarte emails que contienen archivos adjuntos.

En el caso de no estar seguro de quién te ha enviado el email, lo mejor es que contactes con la supuesta entidad a partir de otros medios como pueden ser el telefónico o presentándote a alguna de las oficinas que tienen. Así evitarás posibles estafas.

No hagas llamadas a teléfonos que no conozcas

Normalmente las entidades prestamistas y los bancos que se encuentran dentro de la legalidad ofrecen un servicio gratuito de teléfono, por lo que llamarlos no resulta caro.

En cambio, si el número desconocido es de un estafador, este intentará que te quedes mucho tiempo al teléfono para que la llamada te resulte muy cara.

No te creas todas las historias

No tienes que creerte todo lo que dicen ya que a veces, para intentar atraer a más clientes, no dicen la verdad u obvian parte de ella.

Por ejemplo, algunas entidades dicen ofrecer préstamos inmediatos sin mirar tu historial crediticio. El problema es que no te dicen la verdad porque la mayoría de empresas que dejan dinero miran el Buró de Crédito para tener garantías de que podrás devolver el préstamo que pediste.

Si alguna vez te encuentras con una entidad prestamista que ofrece préstamos exprés sin checar el buró, pero a cambio te piden un depósito para desbloquear el crédito, no te lo creas porque estás enfrente de una estafa.

Tampoco puedes fiarte de las empresas que juran ofrecer el financiamiento con lo intereses más bajos del mercado. Aunque hay casos en que puede que sea verdad, pero la mayoría tiene unos intereses que en verdad son más elevados que los de otras entidades. Así que ten mucho ojo con las supuestas ofertas.

No envíes dinero si no sabes a quién lo envías

Como ya hemos venido explicando, si quieres pedir un préstamo lo mejor es que antes investigues un poco la entidad prestamista para salir de dudas. Una buena manera es visitar a foros y blogs para así tener una información más detallada sobre la empresa en cuestión.

Te recomendamos que tengas todos tus sentidos en alerta. De esta manera si alguien te pide dinero para conseguir un crédito o para enviarte el contrato, nunca lo des.

Puedes estar completamente seguro que es una estafa. Una vez que envíes el dinero ya no lo volverás a ver y no tendrás más noticias de la supuesta entidad prestamista. O sea que debes tener mucho cuidado.

Consejos para que pidas un préstamo inmediato a una entidad prestamista que sea responsable y fiable

Es verdad que cuando pides un préstamo inmediato es porque estás en una situación de urgencia y necesitas ya el dinero.

Por eso hay algunas entidades prestamistas que te pueden conceder y dar el dinero de forma muy rápida. Por lo general las condiciones de éstas son bastante flexibles, por lo que los intereses que te van a pedir también serán muy elevados.

Es por eso que te recomendamos esta serie de consejos para que los tengas en cuenta en el momento de pedir un préstamo inmediato:

  • Busca empresas que son transparentes y quieren proteger al cliente.
  • Las entidades que son responsables hacen un análisis de forma imparcial y profesional. De esta manera no te concederán un préstamo si no lo puedes devolver.
  • Una forma de buscar entidades es utilizando comparadores de préstamos. Gracias a ellos podrás encontrar empresas fiables en cuestión de minutos.

Cómo se puede evitar que haya adicción a los préstamos inmediatos

Uno de los problemas de este tipo de préstamos es que pueden llegar a crear adicción. Al poderse pedir de forma sencilla, aparte de ser uno de sus puntos fuertes también tiene una cara negativa ya que puede crear adicción.

Otro punto importante es que nunca pidas un préstamo para pagar la deuda de otro. Aquí existe el peligro de que entres en un círculo muy vicioso. Y si entras, te será muy difícil salir. Además, te afectará de forma negativa tu historial crediticio.

Es muy importante que tengas en cuenta que lo mejor es no pedir un crédito y que intentes ahorrar todo lo que puedas. Si tienes dinero suficiente, no hará falta que pidas un préstamo en situaciones de urgencia.