Saber cómo viven, sus inquietudes, y conocer su origen, es el propósito de la Conferencia de Superiores Mayores de México

Por Sergio Estrada

Analizar los retos que tiene hoy la vida consagrada ante las nuevas generaciones, con una mirada esperanzadora basada en la responsabilidad con los jóvenes, fue el objetivo del Encuentro de Vicarios Responsables de Vida Consagrada de la Conferencia de Religiosos Mayores de México.

En el encuentro participaron especialistas, psicólogos y sociólogos, que analizaron las prioridades juveniles de hoy en estos temas: ¿cómo viven los jóvenes hoy, sus inquietudes, y con quién viven?

«Muchos jóvenes vienen de familias disfuncionales y, ante esto, no les interesa con responsabilidad ser creativos en la vida y el seguimiento a Jesús. Los adolescentes buscan las comunidades y las compañías y, ante esto, el reto es saberlos acompañar. Por otra parte, los muchachos están envueltos en los medios de comunicación, en especial los digitales, y este es otro reto de saberlos acompañar», señaló la hermana Rosa Margarita Mayoral, Secretaria de la Conferencia de Superiores Mayores de México CIRM.

La religiosa, afirmó que con estos medios digitales hoy se tiene a la mano mucha información y es necesario saber discernir para el bien común.

Estos encuentros van de acuerdo con el sínodo de los jóvenes que terminó en Roma con el tema «Los jóvenes y el discernimiento vocacional».

Trabajos conjuntos con la CEM

Para discernir con los jóvenes hay movimientos de vida consagrada que ya tienen tiempo llevando su proceso, y otros lo están haciendo desde otros medios en la búsqueda de una vida consagrada con nuevas estructuras y métodos, buscando la seguridad que ha de encontrarse en las formas de organizar sus vidas con una nueva mirada.

«El reto es buscar las formas de vida consagrada y carismas y seguir discerniendo. No se puede convencer a los jóvenes. El reto es caminar con ellos e integrarlos a los procesos con nuevos caminos para afrontar estas crisis. Otro reto es: ¿cómo las nuevas generaciones y las anteriores pueden caminar de la mano? Los retos son grandes y se deben buscar soluciones en la manera de vivir la fe», subrayó la hermana Margarita.

Para acompañar a los jóvenes, el trabajo es acercarse con humildad a las nuevas generaciones y reconocer que Dios está presente en ellos, para escucharlos e irlos transformando.

«La CIRM trabajará con la CEM luego de la elección de su nuevo presidente, monseñor Rogelio Cabrera López; con base en el Proyecto Global de Pastoral nos unimos y nos insertamos en ese proceso de evangelización caminando juntos y también con el Plan de vida consagrada de la CIRM.

Nosotros seguimos con nuestros trabajos vocacionales y evangelizadores y se complementará con otros como el PGP como aporte de la vida consagrada, pero vamos de la mano con la CEM para superar los retos que se presentan hoy en día y saber que no estamos solos buscando la unidad para el bien común», compartió la Secretaria General de la CIRM.

Publicado en la edición impresa de El Observador del 16 de diciembre de 2018 No.1223