La tristeza, la decepción o las preocupaciones, usualmente nos arrebatan la paz y debilitan nuestro ánimo. Algunas veces nos cuesta encontrar consuelo en los demás y todo parece tornarse un poco más complicado. Estos 10 versículos de la Biblia te ayudarán a sentirte mejor en aquellos momentos en los que tu corazón se sienta abatido.

Puedes recurrir a ellos cada vez que tu ánimo parezca debilitarse:

  • Josúe 1,9 ·

«¿No te lo he ordenado yo?

¡Sé fuerte y valiente!

No temas ni te acobardes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas».

  • Isaías 41,10 ·

«No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, sí, te sostendré con la diestra de mi justicia».

  • Timoteo 1,7 ·

«Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio».

  • Juan 16,33 ·

«Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tenéis tribulación; pero confiad, yo he vencido al mundo».

  • Mateo 9,22 ·

«Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora».

  • Apocalipsis 21,4 ·

«Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron».

  • Salmos 21,1 ·

«Dios mío, tú eres mi luz y mi salvación; ¿de quién voy a tener miedo? Tú eres quien protege mi vida; ¡nadie me infunde temor!».

  • Salmos 42,5 ·

«¡Pero no hay razón para que me inquiete! ¡No hay razón para que me preocupe! ¡Pondré mi confianza en Dios mi salvador! ¡Sólo a Él alabaré!»

  • Isaías 40,31 ·

«Pero los que confían en Dios siempre tendrán nuevas fuerzas. Podrán volar como las águilas, podrán caminar sin cansarse y correr sin fatigarse».

  • Salmos 46,1 ·

«Nuestro Dios es como un castillo que nos brinda protección. Dios siempre nos ayuda cuando estamos en problemas».

Con información de Catholic Link