POR LA CONVERSIÓN DE LOS HIJOS

«A ti recurro por ayuda e instrucciones, santa Mónica, maravilloso ejemplo de firme oración por los hijos.

«En tus amorosos brazos yo deposito a mi(s) hijo(s) [mencionar aquí los nombres] para que, por medio de tu poderosa intercesión, puedan alcanzar una genuina conversión a Cristo Nuestro Señor.

«A ti también apelo para que pidas a nuestro Señor me conceda el mismo espíritu de oración incesante que a ti te concedió. Amén».

POR LAS MADRES                                                  

«Madre ejemplar de san Agustín: durante muchos años perseguiste de modo perseverante a tu hijo rebelde con amor, afección, perdón, consejo y rezos que clamaban al Cielo.

«Intercede por todas las madres en este nuestro día para que puedan aprender a conducir a sus hijos a Dios y a su santa Iglesia.

«Enséñales cómo permanecer de manera correcta cerca de sus hijos, incluso de aquellos que tristemente se han extraviado. Amén.

TEMA DE LA SEMANA: CUANDO HAY QUE ORAR POR LOS HIJOS

Publicado en la edición impresa de El Observador del 25 de agosto de 2019 No.1259