Por Sergio Estrada

Reflexionar y asumir los nuevos retos que presenta la comunicación actualmente, desde la pastoral de la comunicación, fue el propósito del XXVI Encuentro Nacional de Pastoral de la Comunicación de la CEM, del 14 al 18 de octubre, en la diócesis de Ciudad Juárez.

«El encuentro se basó en tres puntos: ‘Iglesia, nuevos retos’, ‘Modelo de comunicación 4×4’ y el ‘Marketing religioso’, de acuerdo con los caminos de la Iglesia en México, sus objetivos, y el proyecto global de pastoral (PGP) de la CEM, así como poner en marcha el Modelo 4×4 para adecuarlo al trabajo de la pastoral de comunicación de las diócesis, y trabajar en el marketing religioso para desarrollarlo y responder a los compromisos pastorales del PGP», explicó el padre Yair Ortega, Secretario de la Comisión Episcopal para la Pastoral de la Comunicación, CEPCOM.

De esta manera los trabajos pastorales de la CEPCOM se centran en la animación, profesionalización y acompañamiento de los trabajos de comunicación de las distintas provincias y diócesis del país, así como de institutos religiosos e instituciones de la Iglesia.

Modelos digitales de comunicación en la Iglesia.

El Secretario de la CEPCOM, subrayó: «el Modelo 4×4 es un instrumento que ayuda a generar un modelo de comunicación multidireccional, debido a que se adapta a cualquier necesidad, nos permite planear y ejecutar estrategias efectivas de comunicación diocesana e institucional. No es un aplicación, sino que es un modelo de comunicación para campañas de comunicación dentro de la Iglesia».

Dentro de estas actividades también se presentó una aplicación para la Iglesia con avisos nacionales, noticias y comunicados locales, así como avisos parroquiales, creaciones de perfil digital, localización de iglesias, donaciones, horarios de misas, confesiones, consulta del misal, liturgia de las horas, el PGP y otros textos importantes de la Iglesia como un servicio a la feligresía.

Además de planear una agenda común de todos los medios de comunicación católicos para posesionar temas de interés de la Iglesia en la opinión pública, así como tener un sitio donde se ubiquen contenidos de interés nacional y generar campañas de comunicación a nivel nacional con la autonomía de cada medio de acuerdo con sus necesidades pastorales.

Publicado en la edición impresa de El Observador del 10 de noviembre de 2019 No.1270