Toda persona debe priorizar su salud y la de su familia, más en estos tiempos de epidemia.

Por Arturo Maximiliano

Quien está enfermo sufre en muchas ocasiones de alteraciones que afectan su trabajo, su productividad y su entorno familiar. Se trata de algo que debemos cuidar y atendernos, no sólo por enfermedad, sino incluso por accidente, o cuando se nos presenta una circunstancia que requiere de acudir a un doctor, un hospital o a veces practicarnos alguna cirugía.

Los gastos médicos no son poca cosa. Los costos de los chequeos médicos, laboratorios, estancias en hospitales y, por supuesto, las operaciones suelen ser de un costo bastante alto que sigue incrementándose.

Si ya decidiste contratar un seguro o incluso si ya lo tienes, tomando en cuenta que puedes cambiar sus características con la misma aseguradora, entonces estas son cosas básicas que debes de saber:

La figura del agente de seguros es muy importante.

Es tu primer contacto para conocer el producto y orientarte sobre qué cobertura tiene en cuanto a servicios y montos. También será tu asesor en caso de usarlo. Busca uno que te genere confianza para guiarte en la contratación del producto que más te convenga por tu edad, situación familiar o incluso profesional. Recuerda que los agentes de seguros deben tener cédula vigente expedida por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.

Existe la figura de los Médicos de convenio.

Normalmente las aseguradoras cuentan con convenios con doctores que podrán atenderte, pero si el doctor con quien quieres por ejemplo ser operado no está en esa lista, entonces el seguro cubrirá hasta un monto preestablecido en su tabulador. Si el doctor con quien quieres operarte no se ajusta a ese honorario, entonces deberás pagar la diferencia por fuera.

En cuanto a los hospitales.

Verifica antes de contratar tu seguro que los hospitales a los que te gustaría tener acceso en caso de necesidad estén en tu paquete. A veces no es cuestión de la aseguradora sino del producto que contratas en la misma, que puede incluir, a un precio mayor, hospitales en el extranjero.

Otro términos fundamentales.

Debes tener presente conceptos como “prima” que es lo que pagas mensual o anualmente por tu seguro y otros como “deducible” que es la cantidad o porcentaje a pagar por el asegurado cuando usa su seguro.

Suma asegurada.

Es, digamos, el tope en dinero que pagará tu seguro por tu enfermedad. Lo que exceda de esta suma vuelve a ser totalmente por tu cuenta.

Qué excluyen.

Operaciones estéticas, mayoría de los tratamientos dentales, operaciones de miopía y otros. Hay que leer las letras chiquitas.

¿Cubre coronavirus?

La respuesta es sí, prácticamente todos, revisa si el tuyo es uno de ellos. Incluso algunos seguros cubren la vista de un médico para ser revisado en caso de síntomas con un costo menor.

www.pesosycentavos.com.mx

Publicado en la edición semanal digital de El Observador del 12 de abril de 2020 No.1292