¿Los católicos pueden votar por un solo partido o por un solo candidato?

Santo Tomás de Aquino enseñó que, como católicos, nosotros no debemos usar un sistema político –o un partido político—para forzar o coaccionar a otros a vivir bajo nuestra fe o nuestros valores y códigos éticos.

Lo que tenemos que hacer –como Iglesia y como personas individuales– es persuadirlos para que, en palabras de Benedicto XVI, “purifiquen su razón” y entonces quieran acceder a un nivel moral superior.

Mientras tanto, podemos usar la ley para promover los valores del bien común en la esfera pública, contando, sobre todo, con nuestro testimonio de vida personal y familiar.

Hay que tener en cuenta este seis de junio que el orden católico nos invita a no dividir; a trabajar por el bien común y a persuadir a otros a asumir el hecho insoslayable que “donde hay orden actúa el Espíritu Santo”.