Los invitamos a unirse al Rosario Mundial mañana 13 de mayo a las 11.30-12 del día.

Para más detalles ver el vídeo que estamos enviando.

Hoy todo el planeta rezará la misma oración para que suceda lo mejor, ya que Covid está yéndose  con toda su fuerza. No hay un tiempo establecido, pero habrá 24 horas de oraciones que se convertirán en 48 horas debido a las zonas horarias. Esta oración es ecuménica, no importa si eres de otra denominación religiosa.

Oremos juntos:

Gracias por Fortalecerme, Señor,
Gracias por Venir conmigo Señor,
Gracias por Protegerme Señor,
Gracias por Cubrirme con tu preciosa Sangre, Señor.

Jesús, eres mi Roca, mi Escudo, mi Fuerza, Te amo, Te necesito, gracias por protegerme del virus que amenaza la vida humana, gracias por proteger a mis seres queridos, gracias por proteger a toda la humanidad y traer salud a todos los que han enfermado.

Señor Jesús, unidos como hermanos, Te rogamos, que a través de tu Infinita Misericordia permitas que el COVID-19 salga y desaparezca de nosotros y nuestros hogares.

Gracias Señor por Colocar a tus Ángeles alrededor de cada casa, donde la familia que reza en tu Santo Nombre se refugie en tu palabra que se hace Vida.

Oremos juntos:

Salmo 91, versículos 10 y 11
“No te pasará ningún daño, y ninguna desgracia llegará a tu hogar.
Porque él dará órdenes a sus ángeles sobre ti, para que te protejan en todos tus caminos «.
¡Amén!

(Decir el Padrenuestro, la oración universal recomendada por Cristo), luego decir:

Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria para siempre.
¡Amén!

Te doy gracias, Señor,
Por mi salud,
Por mi familia,
Por tener un techo en donde descansar.
Y sobre todo, por un día más de vida con la gente que tanto quiero.

Bendito Señor:
Gracias por proteger a mi familia, amigos, vecinos y seres queridos y  a toda la gente que aún no conozco, porque todos te necesitamos.

Gracias por Bendecir Señor a todos y bañarnos de tu bendita Misericordia, que es grande e Infinita.

Gracias por Perdonar a los que no creen en ti y se burlan de tu palabra.

Gracias porque permites Señor, que la vida este por encima de cualquier  enfermedad.

Gracias por Bendecir y proteger a todos los médicos, enfermeras,  y a todos los trabajadores que salen todos los días a salvar vidas.

Gracias por Devolverles sanos y seguros a sus hogares, Señor. Reconocemos que tú Voluntad es que estamos aún con vida, gracias por eso, alabado seas!

Gracias por Bendecirnos, Señor por tu Infinita Misericordia.

Te lo pido en el nombre de tu amado hijo, Jesús.

¡Amén!

Enviado por Marta Morales