Por Isabella H. de Carvalho, I.Media

El Papa Francisco se ha mostrado muy activo en el apoyo a las vacunas contra la COVID-19 y ha instado a los gobernantes a salir en ayuda de las personas que más sufren a causa de la pandemia. Ha pedido un “internacionalismo de las vacunas” y ha alzado la voz para  que “no se olviden de los más vulnerables”.

Pero, ¿qué ha hecho el Vaticano en la práctica para convertir estas palabras en acciones?

1. El Papa Francisco ha donado respiradores y material sanitario

En febrero de 2020, durante los primeros meses de la pandemia, el Papa Francisco envió miles de mascarillas a China para ayudar a contener el brote de COVID-19. Al mes siguiente, después de que el virus se extendiera a Europa, el pontífice donó 30 respiradores a las unidades de cuidados intensivos de Italia y España. Desde entonces ha seguido enviando equipos sanitarios y respiradores a las naciones que han luchado por contener la pandemia. Entre los países que han recibido esta ayuda en el último año se encuentran Colombia, Brasil, Sudáfrica, Siria, India, Suazilandia y otros.

La Limosnería Apostólica es la entidad que ha gestionado estas operaciones y otros esfuerzos del Vaticano para ayudar a la gente ante la pandemia. Encabezada por el limosnero apostólico, o limosnero papal, el cardenal polaco Konrad Krajewski, esta oficina vaticana se encarga de ofrecer ayuda caritativa en nombre del Papa.

2. El Papa Francisco ha creado y donado dinero a fondos de caridad 

En abril de 2020 el Papa Francisco instituyó un fondo de emergencia a través de las Obras Misionales Pontificias para ayudar a las zonas de todo el mundo que estaban luchando contra la pandemia. Las Obras Misionales Pontificias reúnen a  todas las sociedades misioneras católicas que están bajo la jurisdicción del Papa y se encuentran en su mayoría en Asia, África, Oceanía y la Amazonía. El pontífice aportó 750.000 dólares como donación inicial al fondo y desde entonces se han realizado 41 intervenciones para ofrecer ayuda en todo el mundo. En su página web hay una lista de todas las diócesis que han recibido ayuda.

En junio de 2020 también creó el fondo “Jesús Divino Trabajador” para ayudar a los trabajadores de Roma que tenían problemas económicos debido a la pandemia. Este fondo fue administrado por la Diócesis y Cáritas de Roma en colaboración con el gobierno municipal y regional. El Pontífice había donado un millón de euros al fondo y luego el gobierno municipal y regional añadieron 500.000 euros más cada uno. A continuación, particulares y empresas donaron otros 200.000 euros. En un año, estos fondos ayudaron a unas 2.500 personas, ayudándolas a pagar sus gastos u ofreciéndoles cursos de formación.

3. El Vaticano ha abogado por el acceso universal a las vacunas en los organismos internacionales 

En febrero de 2021, el entonces observador permanente del Vaticano ante la ONU y otras organizaciones internacionales, el arzobispo Ivan Jurkovič, pidió que se suavizaran los derechos de propiedad intelectual de las vacunas COVID-19, para garantizar su acceso universal, en el Consejo de la Organización Mundial del Comercio sobre el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC).

Posteriormente, en julio de 2021, la Santa Sede reiteró esta reivindicación en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, afirmando su apoyo a una “renuncia a los derechos de propiedad intelectual” de las vacunas COVID-19 para garantizar que los países de bajos ingresos pudieran producir también las inoculaciones.

4. El Vaticano ha llevado a cabo su propia campaña de vacunación para las personas vulnerables y sin hogar 

Además de donar material sanitario, la Limosnería Apostólica también se ha encargado de gestionar la campaña de vacunación del Vaticano para las personas vulnerables y sin hogar. La iniciativa comenzó en enero de 2021 y ha vacunado a casi 1.500 personas, muchas de las cuales no tienen hogar y viven en los alrededores del Vaticano, en muchos casos sin  acceso a estructuras sanitarias normales.

5. Anima a todos en el Vaticano a vacunarse

En una directiva firmada por el cardenal Giuseppe Bertello, gobernador del Vaticano, el 8 de febrero, el Estado más pequeño del mundo animó a todos sus empleados a vacunarse para proteger la salud de todos los que trabajan y viven en el Vaticano.

Imagen de Antoine Mekary | ALETEIA