A menos que se esté impedido médicamente, la Arquidiócesis de San Antonio exhorta a todos a recibir una vacuna contra el COVID-19. Como ha declarado la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) “recibir una de las vacunas contra el COVID-19 debe entenderse como un acto de caridad hacia los demás miembros de nuestra comunidad. De esta manera, vacunarse de manera segura contra el COVID-19 debe considerarse un acto de amor al prójimo y parte de nuestra responsabilidad moral por el bien común” (USCCB, Consideraciones Morales con Respecto a las Nuevas Vacunas Contra el COVID-19).

La Arquidiócesis defiende el derecho de todas las personas a informar y seguir su conciencia con respecto a la vacunación, al mismo tiempo que reconoce que tales decisiones personales no deben depender de documentación emitida por algún miembro del clero. Por lo tanto, el clero de la Arquidiócesis de San Antonio no proporcionará ni firmará cartas de exención religiosa para la vacunación contra COVID-19.

Los enlaces del Vaticano y la USCCB que se ofrecen a continuación ofrecen más orientación, en cuanto a la razón por la que la Arquidiócesis no considera que la vacuna COVID-19 sea moralmente objetable y la razón por la que todos los fieles, si son médicamente capaces de hacerlo, deben ser vacunados:

https://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_20201221_nota-vaccini-anticovid_sp.html

https://www.usccb.org/es/news/2021/los-presidentes-de-los-comites-de-doctrina-y-actividades-pro-vida-de-la-usccb-se

Sigamos orando por los afectados por el COVID-19, por los que han muerto a causa de este virus, por nuestro personal sanitario y por el fin de esta pandemia.

Sinceramente en Cristo,

Most Reverend Gustavo García-Siller, MSpS
Archbishop of San Antonio

August 27, 2021

Source: Archdiocese of San Antonio

Imagen de Yinan Chen en Pixabay