Está circulando por WhatsApp un mensaje atribuido a alguien que se identifica como Adrián Flores y que dice ser infectólogo, en el que se enumeran una serie de alimentos que supuestamente sirven para tratar la covid-19 en caso de infección. En concreto habla de productos “alcalinos por encima del nivel ácido del virus”, cuyo nivel de pH “varía de 5.5 a 8.5”. Es FALSO. Consumir alimentos por encima del nivel ácido del virus no tiene efectos probados para combatirlo. 

“Tenga en cuenta que el pH del coronavirus varía de 5.5 a 8.5. Entonces, todo lo que tenemos que hacer, para eliminar el virus es consumir más alimentos alcalinos, por encima del nivel ácido del virus. Tales como; Plátanos, Limón verde → 9,9 pH, limón amarillo → 8.2 pH, aguacate – 15,6 pH, ajo – 13,2 pH, mango – pH 8,7, mandarina – 8.5 pH, piña – 12,7 pH, berro – 22,7 pH, naranjas – 9.2 pH”

Hay bulos que son cíclicos y el de los alimentos alcalinos como supuesto tratamiento contra la covid-19 es un buen ejemplo. Lleva circulando desde casi el inicio de la pandemia, y ya se ha demostrado en reiteradas ocasiones ser falso. La estructura del mensaje es prácticamente idéntica al de otros detectados tanto por Verificat como por otras agencias de verificación de todo el mundo. Básicamente mezcla mensajes de prevención oficiales —ponte la mascarilla, guarda la distancia de seguridad, quédate en casa—, con otros con poca o nula base científica, como la ingesta de alimentos supuestamente alcalinos o el consumo de ivermectina para tratar la infección.

Verificat se ha intentado poner en contacto con un infectólogo cuyo nombre, apellidos y localización coincide con el que aparece en el bulo y su origen para descubrir si, efectivamente, es el autor del mensaje, pero no ha recibido respuesta.

Un mensaje contradictorio

Cuando hablamos del pH de una sustancia nos referimos a la cantidad de acidez o alcalinidad de una disolución, algo que depende específicamente de los iones de hidrógeno que tiene. Por eso, pH significa realmente ‘power of Hydrogen’ o poder de hidrógeno.

Se representa en una escala que va del 0 al 14 inventada hace más de 100 años por un bioquímico danés, siendo 0 el extremo de acidez y el de 14 de alcalinidad. El punto neutro es 7, que poseen elementos como el agua.

Sabiendo esto, ya se puede entender por qué el mensaje es falso. En la lista que enumera supuestamente Flores hay alimentos que, según él, tienen un pH superior a 14, (el aguacate tendría 15,6 de pH y el berro 22,7 pH) lo cual no es posible porque la escala acaba en 14.

El pH del cuerpo no depende de lo que comemos

El pH en nuestro cuerpo varía considerablemente de una zona a otra, con la acidez más alta en el estómago (pH entre 1.35 a 3.5) para ayudar a hacer la digestión y proteger el organismo de microbios. La piel o la vagina son otros ‘hot-points’ en los que el pH se encuentra bajo. En la sangre, el pH debe situarse entre 7.35 y 7.45, y se regula a través de mecanismos que tiene el propio cuerpo. 

Juan Pablo Horcajada, jefe del servicio de enfermedades infecciosas y coordinador general Covid-19 del Hospital del Mar (Barcelona) lo explica: “El pH que está en la sangre no se puede cambiar con la ingesta de un alimento”. El experto añade que hay alimentos que pueden cambiar un poco el pH de la orina, “que no tiene nada que ver con el virus”, pero no el pH del organismo. Por eso, las dietas alcalinas (aquellas que se supone que ‘limpian’ el organismo y ayudan a prevenir el cáncer) no tienen base científica. 

Anna Vilella, consultora sénior del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic (Barcelona) es tajante: “Los alimentos no pueden eliminar el virus. El virus se elimina solo, lo elimina el organismo o lo elimina un medicamento”.

Photo by S’well on Unsplash