Desde hace más de veinte años, el Servicio Paz y Justicia, una organización no-gubernamental (ONG) internacional, viene realizando la campaña “Por un mundo en paz y sin juguetes bélicos”, como parte de las acciones globales por la «desmilitarización de las conciencias, instituciones y la sociedad».

En Chile, la ONG hizo una intensa campaña durante el mes de diciembre para que, en tiempos en que los niños suelen recibir juguetes por Navidad y Día de Reyes, pudieran, en lugar de juguetes bélicos, recibir «gestos de paz». Bajo «#YoRegalounGestodePaz»  se echó a andar en las redes sociales esta invitación a la ciudadanía que fue muy bien acogida.

«En esta nueva versión, el llamado que hizo SERPAJ – Chile es a que la población regale Gestos que representen una Cultura de Paz, por sobre la cultura bélica o de consumo que transmiten prácticas violentas a nuestros niños, niñas y jóvenes que reciben regalos en época de navidad», señalaron los organizadores.

Durante la campaña se buscó interpelar positivamente a las personas para que reflexionen sobre el contenido de sus regalos, fomentando con ello la preferencia de un regalo de Paz.

«Y para predicar con el ejemplo, gran parte de los programas de Serpaj – Chile han estado reflexionando acerca de este concepto y definiendo cual sería su gesto de paz a regalar en esta navidad».

Serpaj

El Servicio Paz y Justicia Serpaj, América Latina, (AL), es una organización que nace inspirada en los movimientos de Gandhi y Martín Luther King, en procura de la superación de la injusticia social. Desde 1974 agrupa a once países latinoamericanos los cuales, inspirados en la Cultura de la Paz y la Defensa de los Derechos Humanos, asumen la Metodología de la Resolución de los conflictos mediante la No Violencia Activa.

La Iglesia católica, a través de diversas organismos en la línea de la Pastoral Social, colaboran activamente con Serpaj en los países donde tiene presencia.