Campaña «40 días por la vida»un éxito en México: El 2 de noviembre se dio por terminada la campaña internacional «40 días por la vida», en México este esfuerzo involucró a cientos de personas que oraron por los asesinados no nacidos y por el fin de la despenalización del aborto.

Por: Omar Arcega con información de Jesús V. Picón

En México la campaña se realizó frente a uno de los 6 abortorios que la empresa trasnacional clínica Marie Stopes, la cual ha realizado 65 mil abortos en México; la clínica seleccionada es la más grande que se tenía en el país , se calcula que solo en este lugar se ha privado de la vida en promedio a 120 bebes al mes. Este esfuerzo inicio del 24 de septiembre y terminó el 2 de noviembre.

Durante este tiempo se organizaron jornadas de oración, adoraciones nocturnos, rosarios y participaron hombres y mujeres de todas las edades y condiciones sociales. Algunas de las organizaciones que ayudaron fueron: VIFAC y Provida. Estuvieron presentes grupos juveniles y representantes de diversos apostolados.

Lourdes Varela, la coordinadora de la campaña en México comentó que durante estos días los Empleados de la clínica y grupos pro muerte más de una vez les insultaron y trataron de provocarlos con ofensas, incluso llamaron a la policía; pese a esto «la gente ha conservado la calma, porque esto no es una protesta en sí, esto es una vigilia de ayuno y oración y las personas están conscientes de ello; las oraciones son para Dios, no para agredir a nadie; y así es como pretendemos terminar con el aborto en México y en el mundo», señaló.

Los retos

Señala que «Entre los frutos de estos 40 días, están 11 bebes salvados. Para lo más importante es despertar conciencia sobre la gravedad del aborto, después es necesario una transformación de los corazones.»

La coordinadora exhortó a todos a no ser indiferentes ante la problemática del aborto, ya que es una realidad que mata al más indefenso y por ende a las nuevas generaciones, que son el futuro de México «50 millones de bebés son asesinados en el mundo por el aborto; estamos destruyendo nuestra propia humanidad; no seamos indiferentes, tomemos una acción, en los lugares en que cada uno se desenvuelva».

La coordinadora de la campaña considera que a las personas ya se quitó el miedo de rezar ante una clínica de la muerte, «les invito a seguir yendo a rezar a cualquiera de estas clínicas o a realizar cualquier actividad próvida».

Infórmó que en cuaresma será la siguiente campaña en México, para lo cual invitó a inscribirse como voluntarios y estar pendientes de este acontecimiento. Entre los frutos de este esfuerzo más de 1000 comuniones ofrecidas durante la misa de clausura y el cierre temporal de la clínica.