Por Omar Arcega

En Apizaco (Tlaxcala) se registró un asalto a los feligreses que estaban en misa y el sacerdote que oficiaba fue golpeado y está convaleciente.

Sacerdote golpeado

El 27 de enero alrededor de las 7 de la mañana, un grupo de personas que asistían a misa en la Iglesia de Fátima, ubicada en el municipio de Apizaco, fue asaltado por un grupo de 7 individuos que entraron armadas al templo. Les despojaron de dinero y pertenencias.
El sacerdote que oficiaba, Monseñor Enrique Ruiz Delgado, fue golpeado y se encuentra convaleciendo en su casa. Al momento, el dictamen médico presenta una costilla rota y golpes contusos en el cuerpo. Pero hasta el momento no ha requerido hospitalización.

Hace apenas unos días, monseñor Enrique, quien funge como canciller del obispado de Tlaxcala, había hecho señalamientos sobre la aplicación de exámenes psicológicos a quienes integran los cuerpos de seguridad.
Elena Salado, secretaria del canciller explicó «Afortunadamente no paso a mayores, no le digo que este bien pero en lo que cabe. Él no puede hablar porque como tiene una costilla rota. Su estado es muy molesto, dolorosísimo, pero más o menos está; las costillas hay que cuidarlas».