Por Juan Antonio Espinosa, cantautor católico |

Ante tanta corrupción…Tenemos que prender fuego a todo eso, si de verdad queremos construir una sociedad distinta. Esto lo aprendí de los campesinos del Valle del Chira, en el Norte del Perú. Antes de la siembra del algodón recogen todo aquello que no vale, los palotes, los van reuniendo en montones, y terminan quemándolos en el rojo fuego. Así, estos campesinos se convierten en profetas de la nueva tierra, profetas de una nueva sociedad: “Con sus manos abren un camino nuevo”.

Paloteando 

Los trabajadores
salen de mañana
hacia el campo abierto,
dejando sus casas.
Van por los caminos,
les saluda el alba
y la tierra fresca,
llena de esperanza.

Ya los caporales
entregan tareas,
son aquellas pozas
de palotes llenas.
Nace el paloteo
con un ritmo alegre,
pero poco a poco
el cansancio viene.

El sol, despiadado,
quema las espaldas;
la frente mojada,
secas las gargantas.
Pero los montones
ya se ven creciendo,
y al final se queman
con el rojo fuego.

Con el paloteo
preparan la tierra,
sólo es comienzo
de una buena siembra.
Su trabajo es grande,
fuerte como el viento;
con sus manos abren
un camino nuevo.

Con sus manos abren
un camino nuevo.

Letra y música: Juan Antonio Espinosa

La grabación se encuentra en el Doble CD “Cantares de Libertad” (EDIBESA / www.edibesa.com)

Ahora puedes escuchar esta canción, interpretada por el Grupo “Toldería”, pulsando aqui

También, si lo deseas, te la puedes descargar gratis pulsando aqui