El cristiano “sentado”, que no tiene “aquella inquietud que el mismo Dios le ha puesto en nuestro corazón y que te lleva adelante para buscarlo”, no encontrarán jamás el rostro, sino más bien una “caricatura”, pinta a Dios en los mandamientos y se olvida de Dios. Lo dijo el Papa Francisco durante la misa en la casa Santa Marta esta mañana, partiendo del pasaje del Génesis que habla de la creación del hombre “a imagen de Dios”.

La imagen de Dios, afirmó Francisco, la encuentro “ciertamente no en la computadora, no en las enciclopedias”. “Para encontrarla, y por lo tanto entender “mi identidad”, se puede hacer “sólo poniéndose en camino”. De otro modo “jamás podremos conocer la imagen de Dios, jamás encontrarás el rostro de Dios. Los cristianos que están sentados, quietos no conocerán el rostro de Dios: no lo conocen. Dicen. “Dios es así, así…, pero no lo conocen. Los quietos. Para caminar es necesaria esa inquietud que el mismo Dios puso en nuestro corazón y que te lleva adelante para buscarlo”.

Ciertamente ponerse en camino es dejar que Dios o la vida nos ponga a prueba, ponerse en camino es arriesgar”. Así hicieron Elías o Jeremías o Job. Pero existe también otro modo de estar firmes y por lo tanto falsear la búsqueda de Dios, que el Papa individuó en el episodio del Evangelio en el cual los escribas y fariseos reprochan a Jesús porque sus discípulos comen sin haber realizado las abluciones acostumbradas o rituales. “En el Evangelio, Jesús encuentra a la gente que tiene miedo de ponerse en camino y que se adapta o contenta con una caricatura de Dios: “Vosotros, dejando de lado el mandamiento de Dios, observan las tradiciones de los hombres”, y así se alejan de Dios, no caminan hacia Él y cuando tienen la inseguridad, inventan o hacen otro mandamiento”.

Quien se porta de este modo cumple un “camino entre comillas”, un “camino que no camina, un camino quieto”. “Hoy la liturgia nos hace reflexionar sobre estos dos textos. Dos cartas de identidad. Aquella que todos nosotros tenemos, porque el Señor no ha hecho así, porque tú eres la imagen de Dios, estás hecho a imagen de Dios ponte en camino y busca a Dios. Es la otra: “No, estás tranquilo: cumples todos los mandamientos y esto es Dios” Que el Señor no dé a todos la gracia del coraje para ponernos siempre en camino, para buscar el rostro de Dios, aquel rostro que un día veremos pero que aquí en la tierra, debemos buscar”.