Misiones salesianas |

El llamamiento del Rector Mayor ha sido uno de uno de los momentos más intensos de este Año Bicentenario, y tuvo lugar en la conmemoración civil de Don Bosco que se celebró en el Teatro Regio de Turín durante la fiesta de San Francisco de Sales. “La creación de 200 puestos de trabajo para jóvenes sería la mejor forma de festejar a Don Bosco es su país natal”, expresó don Ángel Fernández.

Este acto civil fue pensado para hacer un homenaje a Don Bosco y a los continuadores de su proyecto educativo en favor de los jóvenes, y el Rector Mayor hizo una llamada de atención a mirar la realidad actual, que ciertamente es difícil, desde una perspectiva diferente: “Hablamos de crisis porque falta dinero, pero tenemos que tener una mirada más amplia e ir más allá, a lo humano”.

Don Ángel Fernández Artime aseguró que “el primer reto para nosotros es estar atentos para comprender cómo es el mundo de los jóvenes, lo que quieren porque es fácil alejarnos de su mundo y debemos seguir ofreciéndoles la oportunidad de ser ciudadanos honestos y buenos cristianos”.

Don Bosco, el santo reconocido por su compromiso social y por los jóvenes, es autor del primer contrato de aprendizaje en Italia y ha dejado su huella en todo el mundo. “Es un piamontés ciudadano del mundo al que todos reconocen su impronta educativa y social. Nosotros también, como Familia Salesiana, queremos ser reconocidos por nuestro amor a los jóvenes, y de entre ellos sobre todo a los excluidos, los abandonados, y los más pobres”, comentó el X Sucesor de Don Bosco.