Por Omar Arcega

Fue asaltada la parroquia de de Nuestra Señora de Lourdes, en Iztapalapa, el párroco de 68 años fue golpeado y los ladrones se robaron el dinero de la fiesta parroquial.

A puñetazos
El periódico Milenio recuperó la historia. Eran alrededor de las 16:00 horas cuando el padre Arturo Macedo Rosete se encontraba dentro de una de las habitaciones de la Iglesia. Estaba recostado cuando escuchó algunos ruidos. Esto hizo que se levantara de su cama y se asomó para saber qué pasaba y fue entonces que comenzó a ser golpeado por un hombre que, de alguna forma, logró entrar hasta ahí sin ser visto.

Recibió un par de puñetazos, después otro golpe en la cabeza y finalmente la amenaza. «¡Dame todo lo que tengas!», le dijeron al anciano sacerdote.

Por miedo a que continuaran las agresiones en su contra, la víctima le hace entrega de dinero en efectivo que tenía guardado en un clóset», se lee en el reporte de la Fiscalía en Iztapalapa.

El padre sacó una serie de billetes y monedas que tenía guardados dentro del clóset. Fueron poco más de 200 mil pesos en efectivo los que entregó el párroco según se detalla en la averiguación previa FIZP/IZP-7/T1/0056/15-01 de la Fiscalía Desconcentrada que indaga el caso. El padre Macedo Rosete contó a las autoridades que el dinero que le quitaron era producto de las aportaciones y limosnas de los fieles que acuden a la parroquia. Este sería usado en las próximas fiestas patronales.

Hasta el momento no se tiene idea quien pueda ser el agresor pero podría ser algún drogadicto de la zona.