La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) dio a conocer que la Congregación para el Culto Divino y la disciplina de los Sacramentos del Vaticano ha autorizado el uso litúrgico  de la lengua náhuatl en México.

Desde el 15 de octubre de 2013, la CEM había solicitado esta autorización, mientras se avanzaba en la traducción al náhuatl de los textos litúrgicos y la Biblia.

El Dicasterio, “con el presente Decreto, permite el uso de esta lengua en las celebraciones litúrgicas, a la vez que invita a ir presentando, paulatinamente, la traducción de algunos elementos, tales como el Ordinario de la Misa o la Biblia oficial, para luego pasar a elaborar el Misa o los Leccionarios. Además, sería oportuno elaborar un cantoral litúrgico”, se lee en el comunicado oficial.

Una deuda histórica

Hay que recordar que el 13 de octubre del año pasado, por primera vez en la historia se  celebró una Misa totalmente en náhuatl, idioma que habló la Virgen de Guadalupe en su diálogo con Juan Diego. Era “una deuda que teníamos”, señaló en esa ocasión monseñor Felipe Arizmendi Esquivel, obispo de San Cristóbal de Las Casas y presidente de la Comisión para la Cultura de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

El Obispo de San Cristóbal de Las Casas, también dijo esa vez que era “una pena que aún no tengamos una traducción oficialmente autorizada para las celebraciones litúrgicas en náhuatl, de todos los sacramentos, particularmente de la Santa Misa”. Y recordó que ya se estaban dando los primeros pasos para ello, aunque era consciente de que aún falta mucho camino por recorrer. También señaló que hace poco más de cuatro años, a las plantas de la Virgen de Guadalupe, “con el trabajo arduo y sacrificado de los traductores de diversas diócesis y congregaciones religiosas, empezamos la elaboración de los textos litúrgicos” que se utilizaron en la misa del 13 de octubre.