Por Chucho Picón

Josué Guadalupe Ocampo, a sus 14 años de edad, tiene en su carrera de cantante la experiencia de haber participado en varios programas de televisión; muchos lo recuerdan por su participación en «México tiene talento», de Tv Azteca, donde fue semifinalista, pero eso para él ha quedado en el pasado y no es lo más importante en su vida. Según nos comenta, su familia y su hermana son su principal motor que lo impulsa a cantar.

«Y tu alma empezó a volar» es una de las canciones del nuevo CD y tercero en la carrera de Josué que se inspira en su hermana menor, quien padece la ‘enfermedad de Lenox’, que le provoca fuertes y constantes convulsiones.

La letra de la canción es un canto desde lo más profundo de su corazón, pues él sabe que algún día su hermana ira al Cielo y dejará de sufrir; «de alguna forma quedará libre para que su alma vuele lo más alto a los brazos de Dios y deje aquí en la tierra sus sufrimientos».

El tema también es un llamado para que todos alcancemos nuestros sueños en Dios y que volemos con nuestra alma muy alto, pues todos estamos llamados a llegar a Dios. Josué comparte cómo su hermana expresa felicidad en sus ojos al escucharlo cantar. A pesar de su condición física, ella puede sentir la voz de su hermano y su canto de amor.

Para Josué su hermana siempre ha sido la inspiración para vivir, para soñar y cumplir sus sueños; él encuentra en ella la motivación suficiente para cantar. Él recuerda que son muchos los cuidados que tiene que recibir su hermana menor, pero en esos momentos de atención y cuidados hacia su hermana encuentra la inspiración para componer nuevas canciones, al darle de comer, al bañarla, al arrullarla, va descubriendo en su corazón y en su mente las palabras de sus nuevas canciones.

Josué sabe que parte de su niñez ha sido diferente a la de otros niños, pero no le duele, pues ha tenido que combinar parte de sus estudios, escuela y tareas, con la atención que debe dar a su hermanita menor, además de tener las propias actividades de su carrera como cantante. Reconoce que las letras de su nuevo CD son de su autoría pero tiene un poco de cada uno de los miembros que integran su familia, pues todos en la mesa aportan y colaboran en la creación de las nuevas canciones.

Josué se despide invitándonos a adquirir su disco que se puede adquirir en el templo expiatorio de San José de Gracia, en el centro de la ciudad de Querétaro, y nos da su correo y teléfono para cualquier mensaje o contratación para algún evento, teléfono celular 442 1220586 y al correo electrónico jg-lavozdelasonrisa@hotmail.com

 

Publicado en la edición impresa de El Observador del 24  de junio  de  2018  No. 1198