Por Sergio Estrada

Este fin de semana se realizó la Jornada Nacional de la Juventud (JNJ 2018) en la CDMX, la cual tuvo como propósito hacer notar el interés de la Iglesia, los obispos y el Papa en los jóvenes.

Como preparación al sínodo de obispos en Roma en octubre próximo, con el tema de los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional, la Dimensión de Pastoral de Adolescentes y Jóvenes de la CEM organizó la Jornada Nacional de la Juventud (JNJ 2018) en la CDMX.

Con el lema: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios», la JNJ convocó a jóvenes que no están en la Iglesia para darles su espacio y también a aquellos que han encontrado en la Iglesia su camino de vida y su realización personal y que buscan trabajar para guiar a otros.

«Buscamos que los jóvenes tuvieran un encuentro con Cristo a través de sus experiencias personales compartiendo su vida y cultura, así como su formación y la cercanía de los obispos y la oración, testimoniando para ser protagonistas de la Iglesia de hoy. También se reconoció que el sector juvenil a través del llamado del Papa es un momento de gracia», compartió el padre Jorge Ventura, director de la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de México.

«En estos momentos en que la juventud tiene nuevas formas de comunicación con la tecnología y están en las redes sociales, se debe aprovechar estas nuevas formas de evangelizar, y los jóvenes tienen toda la actitud de hacerlo y esto lo está realizando la pastoral juvenil. En estos momentos lo que piden los jóvenes es que les den confianza y cercanía de sus pastores y que los hagan sentir protagonistas y no solo instrumentos de trabajo en la Iglesia», subrayó el padre Ventura.

Al evento fueron invitadas todas las diócesis del país y entre las que estuvieron presentes fueron: Nezahualcóyotl, Texcoco, Teotihuacán, Cuernavaca, Guadalajara, Tlalnepantla y Toluca, entre otras. Se estima que asistieron entre 10 mil y 15 mil jóvenes.

 

Publicado en la edición impresa de El Observador del 12 de agosto de 2018 No.1205