No hay pretextos para no recurrir a la oración

Con esta app recibirás cada día once minutos de audio con canciones, textos de la Biblia y oraciones. Se llama ‘rezandovoy’, y es un modo de ayudar a la gente a reflexionar y acercarse a Dios.

«Que la gente pueda encontrar un espacio para una interioridad habitada, para volverse a Dios, para crecer en la oración y que sea una escuela: la propuesta nuestra es ésta, pero luego cada persona pues la hace suya. Y esa es la riqueza de un proyecto como Rezando Voy», dice José María Rodríguez Olaizola, coordinador de ‘rezandovoy’.

Cuenta con una versión para niños que dura entre 6 y 8 minutos, y que, por lo visto, también gusta a los mayores.

Además, cada audio está acompañado del Evangelio y la versión en texto de la oración. También hay oraciones específicas para momentos difíciles en la vida.

«Hace tiempo nos escribió un hombre que nos contó que la oración que tenemos para acompañar el duelo o para ayudar en la enfermedad, había sido la que había acompañado los últimos momentos de la vida de su padre».

Con más de 300 mil oraciones descargadas al día, este proyecto lanzado por jesuitas con la ayuda de voluntarios es uno de los más veteranos de la red, porque se inició en 2011.

Rezandovoy es un proyecto de la Compañía de Jesús de España. Su realización está coordinada por un equipo que trabaja en el Grupo de Comunicación Loyola, desde Valladolid. Pero a ellos hay que sumar una inmensa red de voluntarios, hombres y mujeres de distintas edades, estados de vida y experiencia, que comparten su inspiración, ofrecen su voz, o convierten su canto en palabra viva.

www.rezandovoy.org

 

Publicado en la edición impresa de El Observador del 12 de agosto de 2018 No.1205