Por Arturo Maximiliano García

Como ya se ha vuelto una costumbre, el próximo mes de noviembre, los días 16 a 19, se celebrará la octava edición del Buen Fin. Este proyecto que nace de un acuerdo entre el gobierno y empresarios mexicanos es una tropicalización del Black Friday de Estados Unidos que se lleva a cabo una semana después de noviembre. El Buen Fin surge con la idea de impulsar el consumo, consolidándolo como un momento de oportunidades para quienes compran pero que beneficia también a los comercios que aprovechan para sacar mucha mercancía que no se vendió en temporada.

Como cada año, hay una expectativa de que siga subiendo el número de consumidores en este Buen Fin, lo que podría reflejarse en más de 110 mil millones de pesos en gasto por quienes quieren aprovechar los descuentos ofrecidos o los plazos para contratar servicios o adquirir productos.

Hay quienes señalan que los descuentos ofrecidos durante el Buen Fin son menores, que existen varios productos que se excluyen de cualquier rebaja, así como que más que descuentos lo que se da son principalmente promociones de pagos a plazos. Así también hay críticas y denuncias recurrentes para los establecimientos donde se anuncian ofertas que terminan siendo ficticias, toda vez que manipulan los precios para hacer parecer que algo tiene una rebaja cuando en realidad está al mismo precio que se da en cualquier día. Los organizadores deben tener cuidado que no se den estas prácticas que perjudican la imagen del proyecto.

Algunos datos para que aproveches el Buen Fin:

-La tarjeta de crédito como herramienta. Cada año sigue creciendo el porcentaje de compras que se hacen con tarjeta de crédito durante el Buen Fin, lo que puede deberse a lo atractivo de las promociones a meses sin intereses o a que es la única manera de adquirir un producto para muchos consumidores mexicanos. Si esto es bueno o malo dependerá de la capacidad real de los tarjetahabientes de pagar puntualmente los compromisos adquiridos a plazos, en el entendido que si la oferta es que sea a meses sin intereses, el interés aparecerá si no pagas a tiempo.

-Aumentarán las compras por internet. Cada día más mexicanos tienen acceso a internet y han empezado a confiar en ciertas páginas como alternativa para comprar, no sólo durante el Buen Fin. En este 2017 se prevé que 70% de las compras será por internet aprovechando las ofertas sin salir de casa. Se recomienda verificar la seguridad del sitio (recuerda buscar el candado o que comience con https no sólo con http) y no utilices cibercafés o equipos compartidos.

-¿Y el Black Friday? Si vas a comprar en línea el Black Friday es una opción, no la más patriótica, ya que beneficiaras comercios en Estados Unidos y no en México.

-Lotería Fiscal. El SAT confirmó que sí habrá lotería fiscal en este año para aquellas compras mayores a $250 pesos, sin que se haya revelado el monto con el que participará el gobierno, quien además adelantará el aguinaldo de los burócratas federales para que puedan disponer de él en el Buen Fin.

-¿Qué autoridad regula el Buen Fin? PROFECO es la dependencia a cargo de vigilar y sancionar las faltas que se puedan presentar por parte de los comercios y su acción va más allá de ese fin de semana pues se extiende al cumplimiento de compromisos de entregas posteriores a las compras.

-Compara precios con tiempo. Si ya tienes en mente lo que necesitas comprar en el Buen Fin, date una vuelta un par de semanas antes para ver los precios y que puedas verificar en su momento que existe rebaja o que es significativa.

www.arturomaximiliano.com.mx

Publicado en la edición impresa de El Observador del 21 de octubre de 2018 No.1215