1 El catolicismo está  disminuyendo

El resultado de un reciente análisis de encuestas que el Pew Research Center llevó a cabo en más de 106 países a lo largo de la última década revela que para los adultos jóvenes (de 18 a 39 años) la religión es cada vez menos importante en su vida.

Según los datos del Anuario Pontificio 2018 el número de personas bautizadas en la Iglesia católica aumentó de mil 285 millones en 2015 hasta mil 299 millones en 2016.

Pero dicho crecimiento en el número total de los que se bautizan como católicos ya es proporcionalmente menor al crecimiento de la población mundial, lo que significa que, efectivamente, la fe de la Iglesia va a la baja.

Además hay que considerar que muchos de los que aún dicen pertenecer a la Iglesia católica en realidad no conocen la fe de la Iglesia y/o no la practican.

2 La credibilidad  de la Iglesia

Al escenario en general, en que la Iglesia se advierte cada vez menos atractiva para grandes sectores de la población, hubo que sumar poco antes de que iniciara el sínodo el destape de los graves escándalos sexuales suscitados en la Iglesia de Estados Unidos, Chile, Inglaterra, Alemania, Argentina, Australia, Italia, etc., por verse involucrados diversos clérigos, ya fuera como perpetradores o como encubridores.

«Yo entiendo que los jóvenes se escandalizan por esta corrupción tan grave», dijo Francisco en la conferencia de prensa mientras volaba de Estonia a Roma.

3 Los «filtros» de los  que advirtió Francisco

El 17 de enero de 2018, durante su viaje a Chile, Francisco comentó:

«El Sínodo lo hacemos los obispos, pensamos sobre los jóvenes; pero, ya saben, le tengo miedo a los filtros porque a veces las opiniones de los jóvenes para viajar a Roma tienen que hacer varias conexiones y esas propuestas pueden llegar muy filtradas, no por las compañías aéreas sino por los que las transcriben».

D. R. G. B.

FRANCISCO: SOLO UNA ALIANZA ENTRE JÓVENES Y VIEJOS PODRÁ SALVAR AL MUNDO

En un esfuerzo por contrarrestar la “cultura de los residuos” de hoy en día, una cultura que margina o ignora con demasiada facilidad a los jóvenes y los ancianos, se ha lanzado –durante el Sínodo de los Jóvenes y con la asistencia del Papa Francisco– el libro Compartiendo la sabiduría del tiempo (Sharing the Wisdom of Time).

El texto crea un modelo de narración, diálogo, conexión y reflexión para ayudar a inspirar a los jóvenes y a los viejos a unirse y redescubrir la riqueza que hay en el “tesoro de la sabiduría” de las personas mayores.

Hacia un mundo de riquezas compartidas

El libro de 175 páginas expone lo que el Papa Francisco dijo que siente que “el Señor quiere que yo diga: que debería haber una alianza entre los jóvenes y los ancianos”.En el prólogo, el Papa Francisco llama a los jóvenes a “escuchar y vincularse con sus mayores”.

El libro ofrece decenas de historias y sabiduría de personas mayores de 30 países y de todos los ámbitos de la vida: abogados jubilados, ingenieros, agricultores, recolectores de basura, activistas, refugiados y un anciano espiritual del Pueblo Lakota en los Estados Unidos.

Hablan de sus experiencias con el racismo, el perdón, la imperfección, la conversión, la belleza y la alegría a pesar de los contratiempos.

Consejos para la vida

Las historias se reparten en cinco capítulos temáticos: trabajo, lucha, amor, muerte y esperanza, y cada capítulo comienza con el Papa reflexionando sobre cada tema.

Las historias de las personas se entremezclan con las propias reflexiones del Papa sobre la historia de un individuo, mostrando un modelo de cómo extraer su mensaje para obtener consejos que pueden ser reflejados o aplicados a la propia vida.

El libro también incluye algunas historias de personas más jóvenes que comparten “Lo que aprendí de un anciano” y cómo una persona mayor actuó como un ancla, ofreciendo esperanza, apoyo o inspiración en sus vidas.

El libro invita a los lectores a encontrar oportunidades para dialogar con los ancianos.

sharingwisdomoftime.com

Se puede visitar www.sharingwisdomoftime.com para obtener ideas y sugerencias sobre cómo encabezar conversaciones intergeneracionales, eventos y proyectos en el hogar, en sus comunidades y en sus parroquias.

Redacción

PALABRAS DE SABIDURÍA DEL PAPA FRANCISCO

“El fracaso es fuente de mucha sabiduría. ¡No se permite quejarse! No ayuda. Hace más daño que bien”.

“Nuestra vida no nos es dada como un libreto de ópera ya programado” donde todas las escenas están predeterminadas y fijas. Los fracasos no pueden detenernos si sentimos el fuego en nuestro corazón para avanzar y aprender de los errores”.

“El éxito de la vida no es la gloria, sino la paciencia. A veces se necesita mucha”.

“El fracaso no es la última palabra. El fracaso siempre tiene una puerta que se abre; ¡ay de ti si la conviertes en una pared! Nunca podrás liberarte”.

“A veces convertimos nuestras pequeñas desventuras en dramas épicos. El amor es creativo y no será superado por los desastres y escollos de la vida”.

“Quejarse se oxida el alma, así que no te preocupes por las oportunidades perdidas y la gloria temporal, recuerda que el verdadero destino final es estar con Dios”.

TEMA DE LA SEMANA: ¿ECLIPSE O AURORA DE LA FE?

Publicado en la edición impresa de El Observador del 28 de octubre de 2018 No.1216