¿Qué dificultades hay y cómo hacerles frente? Esto es lo que dicen los obispos del país en su «Proyecto Global de Pastoral 2031 + 2033» 

PROBLEMAS A ENFRENTAR

«La negación de la primacía del ser humano». A la vez, «una sobrevaloración del individuo por encima de la colectividad».

«El fenómeno del relativismo» junto con la «proliferación de nuevas espiritualidades».

«Migración forzada de millones de seres humanos por distintos motivos», y «desigualdad social a nivel mundial».

«Cambios en la manera de concebir y vivir el sentido de familia».

«Violencia»; «adolescentes y jóvenes, envueltos en… la falta de oportunidades».

«En el ámbito educativo escolar… no hemos logrado una educación integral y de calidad».

Falta una «valoración plena del ‘genio femenino’ en la sociedad y en la Iglesia».

La riqueza de los pueblos originarios de México «peligra ante los intereses económicos, el abandono y la exclusión de sus culturas».

«Nuestra democracia no termina de afianzarse». Continúan «la corrupción, la impunidad y la falta de respeto por el cumplimiento de la ley».

«Enfermedades endémicas,… adicciones, aumentando el cuadro de enfermedades de índole nerviosa, … políticas y prácticas de anticoncepción y pro-abortivas».

«Nuestro pueblo nos reclama un mayor acompañamiento espiritual».

«En muchas diócesis e institutos religiosos de México existe una verdadera crisis de vocaciones para la vida sacerdotal y consagrada».

«Algunos institutos religiosos han perdido su espíritu evangélico original».

«El individualismo, el hedonismo, la superficialidad y la mundanidad, se han instalado en la vida de muchos» sacerdotes.

«Es necesario realizar un profundo análisis de la realidad» de los Seminarios.

Hay «tantos seres humanos heridos por las circunstancias de su vida personal».

«Muchos adolescentes y jóvenes se han visto excluidos de nuestras comunidades cristianas… y se han alejado de la vida de la Iglesia».

«Muchas de nuestras estructuras eclesiales… permanecen como instituciones con un burocratismo pesado».

«La Iglesia se ha visto rebasada para atender y acompañar a las personas que llegan a las grandes urbes».

«Estamos aún muy lejos de erradicar el clericalismo de nuestras prácticas pastorales».

Ante «el sufrimiento de las víctimas del abuso sexual de menores… por parte de presbíteros», «la Iglesia es la primera institución que ha de promover el respeto por la ley».

«Un gran déficit en la formación cristiana del Pueblo de Dios; hay un analfabetismo religioso preocupante en un gran número de creyentes» que «se manifiesta en la superficialidad de sus compromisos sacramentales y en la ligereza de la vivencia de los valores del Evangelio en su vida diaria».

ACCIONES A TOMAR

En «evangelización y catequesis» presentar «con claridad la persona de Jesucristo como modelo de hombre».

«Fortalecer el protagonismo del laico… en la comunidad cristiana».

«Atender especialmente a las necesidades materiales y espirituales de la familia».

«Incorporar la doctrina social de la Iglesia… en las catequesis ordinarias y pre-sacramentales».

«Impulsar… que toda persona se involucre y participe en las causas sociales».

«Dialogar y colaborar con la sociedad civil y con los organismos nacionales e internacionales para construir la paz».

«Apoyar… las causas indígenas».

«Apoyar la fundación de centros de derechos humanos».

«Recibir con caridad, acompañar, defender los derechos e integrar a los… migrantes».

«Reconocer, valorar y acompañar la religiosidad popular».

Promover una «Iglesia incluyente» donde se acoja a «esposos vueltos a casar, homosexuales, madres solteras, ancianos, indigentes y migrantes».

«Promover el liderazgo femenino y una participación más amplia en la vida de la Iglesia».

«Examinar y renovar los procesos y programas… en los seminarios».

Que los consagrados «busquen vivir más auténticamente el espíritu original de su instituto… y se fortalezca su integración en los procesos evangelizadores de las diócesis».

«Promover y fortalecer una participación más intensa y fructuosa en los sacramentos».

«Fortalecer la experiencia de la Misión Continental y la misión ‘Ad gentes’».

Que los «procesos evangelizadores… partan de una experiencia kerigmática» y con «formación de inspiración catecumenal y permanente», usando las «redes sociales».

«Acompañamiento y formación permanente para los presbíteros».

«Conocer y asumir… la sinodalidad».

«Renovación de los planes de pastoral de las Provincias».

Promover «una vida más profunda de oración y el impulso a la práctica de la ‘lectio divina’».

«Hacer una Iglesia pobre para los pobres».

«Implementar y hacer crecer centros de escucha y atención a víctimas».

«Identificar y acompañar a los grupos vulnerables de nuestra sociedad».

«Crear centros de apoyo para el desarrollo integral de las personas».

«Crear o fortalecer los grupos de Cáritas».

«Iniciativas de educación y desarrollo humano integral de los adolescentes y jóvenes en nuestras parroquias».

«Promover encuentros con Jesucristo Vivo, desde un proyecto de pastoral de adolescentes y jóvenes con sentido kerigmático».

«Evangelización y trabajo misionero de los jóvenes hacia los mismos jóvenes».

«Proyectos pastorales encaminados a acompañar y ayudar a los jóvenes en riesgo de: violencia, narcotráfico, prostitución, trata de personas, etc.»

TEMA DE LA SEMANA: HACIA EL QUINTO CENTENARIO DEL ACONTECIMIENTO GUADALUPANO

Publicado en la edición impresa de El Observador del 9 de diciembre de 2018 No.1222