Por Arturo Maximiliano García

La situación vivida en estos últimos días, en los cuales se ha registrado un importante desabasto de gasolina en el Bajío y centro del país por la lucha frontal del gobierno federal contra el delito de robo de combustible, ha puesto a pensar a muchos: ¿por qué no un híbrido o eléctrico? Esta alternativa parece estar cada vez más a alcance de nuestro bolsillo.

Este tipo de tecnología es más que una moda una tendencia, incluso ya hay países como España, Alemania, Gran Bretaña y Holanda, entre otros, que han establecido un plazo para prohibir que circulen carros a gasolina en las calles. La transición ha empezado, pero hasta ahora los carros eléctricos o híbridos son generalmente más caros que los de gasolina, aunque los precios empiezan
a emparejarse.

Nuestro medio ambiente está siendo afectado por las emisiones de gases de efecto invernadero, provocadas principalmente por los automóviles y camiones, lo que debe preocuparnos a todos, ya que se traduce en muerte gradual de especies, entre ellas, el propio ser humano, que en ciertas ciudades hay momentos donde simplemente no debe salir a la calle por el impacto a la salud que representa respirar al aire libre; así de plano.

Las políticas de movilidad no motorizada son una buena medida para bajar la emisión de gases contaminantes, lo que ayuda a transitar hacia un transporte sustentable no motorizado en la comunicación dentro de las ciudades. Sin embargo, los coches no se irán y una política fundamental será impulsar el uso de transportes con mayor eficiencia energética y menores daños al medio ambiente, como lo pueden ser los hoy poco comunes carros eléctricos e híbridos.

Algunos datos sobre este tipo de vehículos:

Carros eléctricos

Estos autos no consumen gasolina sino kilowatts. Al eliminar por completo el uso de gasolina, también eliminan las emisiones contaminantes, reduciendo otro costo social que es precisamente la contaminación. Su autonomía alcanza en algunos modelos más de 400 kms por carga.

Carros híbridos

Los hay de dos tipos principalmente: los que utilizan dos motores que trabajan en conjunto, uno eléctrico y otro de gasolina, que regeneran su motor eléctrico con el motor de gasolina y la fricción del frenado, dándote un mejor rendimiento por litro. Están también los enchufables que tienen motores eléctricos más potentes y que puedes, con una autonomía de kilómetros limitada, usar tan sólo con el sistema eléctrico.

Infraestructura

Cada día es más común encontrar sitios de carga en plazas comerciales y otros lugares públicos, para eléctricos o híbridos enchufables, pero aún tiene que incentivarse más o incluso exigirse por
el gobierno.

Costo

De acuerdo con una investigación del periódico Reforma, que tiene como fuente el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, así como datos de los fabricantes, «Los 5 Híbridos Más Accesibles» son el Toyota Prius C ($323,600), con un rendimiento de 20.42 kilómetros por litro (KM/L); Toyota Prius ($383,500) con el mismo rendimiento; Kia Niro ($483,900) con 20.97 KM/L; el Honda IONIQ ($402,400), que rinde 28.3 kK/L, y el Honda Insight ($549,900) que te da 31.5 KM/L. Los precios empiezan a ser competitivos y puedes considerar los ahorros en el mediano plazo a la hora de tomar la decisión de hacer el cambio a esta tecnología.

Otros incentivos

Hoy hay lugares preferenciales para carros eléctricos. Algunos bancos tienen tasas de interés más bajas si pides crédito para un híbrido o eléctrico, así como en ciertas entidades no se paga refrendo, tenencia ni verificación. En el Distrito Federal los carros de estas características pueden circular todos los días.

www.arturomaximiliano.com.mx

Publicado en la edición impresa de El Observador del 20 de enero de 2019 No.1228