Por Arturo Maximiliano García

En el año 2013 de publicaron las reglas del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil para el Tránsito Carretero, que establecieron, a partir del 1 de enero de 2015, la obligatoriedad de contar con un seguro de daños contra terceros para vehículos, para quienes circulen en vías, caminos y puentes federales.

La tendencia de hacer obligatorios estos seguros empezó también a darse en las entidades. Querétaro, por ejemplo, lo hizo obligatorio de manera escalonada desde 2018.

Dice el transitorio de la Ley de Tránsito del Estado de Querétaro que: «Lo relativo a la obligatoriedad de contar con póliza de seguro … entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2018 para vehículos registrados en el Estado y cuyos propietarios tengan domicilio en los municipios de Corregidora, El Marqués y Querétaro; el 1 de enero de 2019 para vehículos registrados en el Estado y cuyos propietarios tengan domicilio en los municipios de Huimilpan, San Juan del Río y Tequisquiapan; y el 1 de enero de 2020 para vehículos registrados en el Estado y cuyos propietarios tengan domicilio en los municipios de Amealco de Bonfil, Arroyo Seco, Cadereyta de Montes, Colón, Ezequiel Montes, Jalpan de Serra, Landa de Matamoros, Pedro Escobedo, Peñamiller, Pinal de Amoles, San Joaquín, y Tolimán.

Hay personas que creen que contratar un seguro para su coche es un gasto innecesario, dinero tirado a la basura, prefiriendo correr el riesgo; pero, por otro lado, si son ellos los afectados, sí les preocupa que quien les causa el daño tenga cómo pagarles, más aún si ese accidente pudiera derivar en alguna lesión personal que requiriera de hospitalización.

Ese es el dilema o en algunos casos la incongruencia de quienes no quieren pagar un seguro de daños contra terceros pero sí exigen que un conductor que le haya causado un daño material o físico les pague, lo cual es imposible para muchos si no tienen un seguro.

Estos son algunos de los datos para que, digamos, no te agarren en curva:

Desde 2017 todos los vehículos, sin importar el año de fabricación y su valor, tendrán la obligación de contar con un seguro de responsabilidad civil cuando circulen por vías, caminos y puentes federales. En Querétaro todos a partir de 2020.

Un seguro de responsabilidad civil con cobertura de unos $250 mil pesos podría andar entre $800 pesos y hasta $3,500, pero lo ideal es consultar con una aseguradora y revisar bien las características de unos y otros productos. Como siempre te aconsejo ser un consumidor inteligente, que compare qué te cubre y en qué condiciones, así como lo que excluye. Busca también aseguradoras en la página de www.amis.com.mx

Si ya tienes un seguro vigente de cobertura amplia o uno que ampare daños a terceros, no será necesario que contrates otro.

¿Y si no quiero contratarlo? Dos cosas podrían pasar, incluso juntas, que se te imponga una multa, que por cierto es más cara que el costo del seguro anual, o que si llegas a tener un accidente no tengas con que cubrir los daños que ocasiones.

¿Qué excluye el seguro de responsabilidad civil? Normalmente no incluye los gastos de defensa jurídica, así como el pago de fianzas o cauciones derivadas de los procedimientos penales consecuencia del accidente. Tampoco lesiones corporales o la muerte de los ocupantes del vehículo asegurado, para lo que requerirías en su caso otro tipo de cobertura.

www.arturomaximiliano.com.mx

Publicado en la edición impresa de El Observador del 10 de febrero de 2019 No.1231