» Una cita de la Biblia, las palabras de un santo, un dato y una oración para cada día en el Mes del Sagrado Corazón de Jesús

1 de junio

» LA PALABRA DE DIOS

«El Amor de Yahveh no se ha acabado, ni se han agotado sus misericordias. Se renuevan cada mañana. ¡Sí, tu Fidelidad es grande! Dice mi alma: “Yahveh es mi parte, por eso en Él esperaré”»

(Lamentaciones 3, 22-24)

» LOS SANTOS HABLAN

«¡Ojalá pudiera contar todo lo que sé de esta devoción al Sagrado Corazón de Jesús, y descubrir a toda la tierra los tesoros de gracias que Jesucristo encierra en su Corazón adorable, y que quiere derramar con abundancia sobre todos los que la practiquen!».

Santa Margarita María de Alacoque

» PARA CONOCER MÁS

¿JESUCRISTO ENTERO O SÓLO SU CORAZÓN?

Al hablar del Sagrado Corazón se hace referencia al corazón físico de Jesús de Nazaret. Pero, ¿por qué adorar su Corazón y no a Jesús entero? La Iglesia no adora a un Dios cercenado: su cabeza sí, sus manos no, sus rodillas sí, sus ojos no. A Jesús se le adora completo, siempre completo.

San Pablo compara el cuerpo místico de Cristo (la Iglesia) con el cuerpo humano (cfr. I Co 12, 12-27), en el cual, si un miembro sufre, el resto del cuerpo sufre con él; y si es enaltecido, todos los demás miembros se alegran con él.

El caso de la adoración a Cristo no es diferente: si se da culto a su Divino Corazón, se está adorando no sólo a su Corazón sino a todo su Cuerpo físico, pero también al Cristo entero, con su Cuerpo, su Sangre, su Alma y su Divinidad.

» OREMOS

Permítenos contemplar tu Corazón, Señor Jesús; ese Corazón que nos ama a cada uno de nosotros con amor personal.

Nuestros pecados son innumerables, pero tu Amor abarca todas las cosas y crea todo de nuevo. Permite que nuestras vidas sean testimonios de la fuerza de tu Sagrado Corazón. Amén.