Del matrimonio de Karol Wojtyla, teniente polaco, y Emilia Kaczorowsky, maestra de escuela y costurera de origen lituano, nació el 18 de mayo de 1920 en Wadowice, Polonia, su tercer hijo, Karol Jozef Wojtyla .

Los dos primeros hijos fueron Edmund, catorce años mayor que el futuro Papa, y Olga, nacida casi diez años antes que el santo, y que murió a las pocas semanas de haber nacido.

En 1938 padre e hijo se mudaron a Cracovia para que este último fuera a la universidad; pero en septiembre de 1939 inició la Segunda Guerra Mundial con la invasión de los nazis a Polonia, y la universidad cerró. Karol trabajó entonces en la cantera de la fábrica Solvay.

El 18 de febrero de 1941, cuando Karol tenía 20 años de edad, al volver a casa encontró a su padre muerto. Se quedó sin parientes en el mundo.

Un día, saliendo de Misa, un sastre católico lo invitó a un grupo juvenil de discusión, donde Karol se sintió llamado al sacerdocio.

Ingresó en el seminario clandestino de Cracovia, al tiempo que continuaba su trabajo en la cantera.

Tras el levantamiento de los polacos de Varsovia contra los nazis en de agosto de 1944, hubo redadas en Cracovia, donde sorprendentemente los soldados que entraron en la casa de Karol no lo vieron cuando éste estaba arrodillado y rezando en silencio. El arzobispo de Cracovia, temiendo por la vida de Karol, lo convenció de que se mudara al recinto episcopal, y se usó una estratagema para extraviar su expediente de obrero en la fábrica Solvay para que no lo buscaran.

Terminada la guerra, Polonia quedó bajo el yugo de los comunistas soviéticos. Karol fue ordenado presbítero el 1º de noviembre de 1946 en la capilla privada del arzobispo de Cracovia, y enviado a la Universidad Pontificia de Roma.

En 1948 regresó a Polonia. En 1949 se convirtió en párroco auxiliar del poblado de Niegowic. A los 29 años fue vicario en una parroquia de Cracovia, y ahí obtuvo su doctorado en filosofía. En 1955 se le nombró catedrático de ética de la Universidad Católica de Lebelski. Y en 1958, a la edad de 38 años, fue nombrado obispo auxiliar de Cracovia.

En 1963 Pablo VI lo nombró arzobispo de Cracovia. Participó activamente en el concilio Vaticano II, especialmente en las comisiones responsables de elaborar las constituciones Lumen gentium y Gaudium et spes, e intervino en la formulación de la Declaración sobre la Libertad Religiosa.

TEMA DE LA SEMANA: AQUEL OCTUBRE DE 1978

Publicado en la edición impresa de El Observador del 20 de octubre de 2019 No.1267